En la misma forma se dispuso que el DNI 24 horas, que se entrega al día siguiente de haberlo solicitado, pasó de costar 350 a 600 pesos.

En sus considerandos, el Registro Nacional de las Personas, organismo dependiente del Ministerio del Interior, afirmó que “la actualización del cuadro tarifario surge razonable en virtud del incremento de los costos del proceso de producción documentaria, observado desde el año 2012, año que entró en vigencia el mismo hasta ahora vigente”.

Más de 800.000 argentinos aún no renovaron su DNI, por lo que el Gobierno dispuso extender hasta el 31 de julio próximo el plazo establecido para implementar la obligatoriedad de los nuevos documentos en los menores de 75 años.