CAPITAL FEDERAL - Casi ocho de cada 10 trabajadores argentinos (78%) tiene a sus colegas entre los contactos de sus redes sociales. Según el informe Randstad Workmonitor del segundo trimestre de 2018, esto indicaría que los locales son propensos a formar relaciones significativas en el ámbito laboral, ya que el resultado estuvo 18 puntos por encima de la media global de los 34 países donde se realiza el estudio.

Trabajo y amistad: ¿aceptarías a tu jefe como "amigo" en redes sociales?

Sin embargo, la cifra baja drásticamente cuando se indaga sobre quienes tienen como contacto en redes a su jefe: apenas el 42% de los argentinos y el 34% de los encuestados a nivel global están conectados con su superior directo a través de redes sociales de uso personal.

En comparación con el resto de la región, Argentina se sitúa en niveles similares a los de sus vecinos. Los trabajadores brasileros son los que más socializan en el trabajo, ya que el 86% está conectado con sus compañeros de trabajo y el 56%, con sus jefes.

En México, el 75% de los trabajadores son amigos virtuales de sus colegas y el 46%, de sus superiores. Los chilenos, en cambio, son los que más distancia mantienen en el ámbito laboral: el 67% se conecta con colegas y el 33% con jefes.

Para la consultora en capital humano, Randstad, hay un contraste de idiosincrasias: mientras el 72% de los trabajadores portugueses tiene a sus colegas entre los contactos de redes sociales personales como Facebook o Instagram, la cifra se reduce a la mitad, hasta el 36%, en el caso de los franceses.

En cuanto a la conexión virtual con sus jefes, el 41% de los portugueses está conectado en redes sociales con su jefe, frente al 18% de los galos.

Y en el extremo opuesto a los latinos están los japoneses, que mantienen vínculos muy limitados en redes sociales tanto con colegas (18%), como con superiores inmediatos (10%).

Los jefes se prefieren mayores

El Randstad Workmonitor del segundo trimestre de 2018 también indaga sobre la cuestión generacional en torno a los jefes.

En este sentido, el 69% de los encuestados a nivel global y el 75% de los argentinos prefieren tener un jefe de su misma edad o mayor, mientras que los que se inclinan por un jefe de su misma edad o más joven desciende al 29% en el caso de la muestra global, y al 31% en el caso de los trabajadores argentinos.

Por otro lado, el 83% afirma que la edad del jefe no es relevante en tanto sea inspirador.

Fuente: iProfesional