Este jueves se aprobó en Puerto Madryn la ordenanza que establece sanciones para las personas que participen en fiestas o reuniones clandestinas, en el marco de la pandemia por el coronavirus.

El concejal y miembro del Interbloque de Puerto Madryn, Federico Garitano, había propuesto días atrás una sanción para estos infractores, que consiste en exigirles cumplir horas de trabajo comunitario para "pagar" de esa forma su incumplimiento a las medidas.

Y se aclaró, que en caso de que el partícipe sea menor de edad, “la responsabilidad del cumplimiento de las sanciones recaerá sobre sus padres, tutores y/o representantes legales”, expresó.

La propuesta fue anunciada tras la votación en el Concejo Deliberante, donde el proyecto obtuvo el apoyo de 9 ediles mientras que 3 se abstuvieron.

Las personas deberán cumplir entre 10 a 15 horas semanales de trabajo comunitario (a elección por única vez) o podrán optar por la multa económica que va de los 1.500 módulos (un valor de 55 mil pesos) a los 2.500 módulos (unos $92.500), detalló Radio Cadena Patagonia. Este monto se deberá abonar en un solo pago, sin excepción.