NEUQUÉN (ADNSUR) - Tras 22 días de corte, los trabajadores autoconvocados de la Salud abrieron paso al ingreso de Vaca Muerta, algo que significó un alivio para el gobierno provincial debido a las pérdidas millonarias que causó la restricción a la producción petrolera.

Según indicaron, estuvieron paralizados 70 equipos de perforación y las empresas que operan allí sufrieron pérdidas estimadas en 37 millones de dólares. 

A pesar de levantar el bloqueo de las rutas de acceso, los manifestantes rechazaron el acuerdo salarial que el gobierno de Omar Gutiérrez selló con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Esta oferta contempla un aumento del 53% del sueldo básico a todos los trabajadores estatales, con una estructura de incrementos bimestrales hasta diciembre. Sin embargo, ellos precisan que el pago se realice en dos meses como máximo.

Además está vigente la devolución de los descuentos por la adhesión a las medidas de fuerza y la baja de los sumarios iniciados. Por este motivo, los cortes continuarán sobre el puente del Río Correntoso, que interrumpe la comunicación con Chile a través del paso internacional Cardenal Samoré.