COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ricardo Rolfe es un trabajador del banco Santa Cruz, ubicado en San Martín 175. El miércoles le notificaron que ya no pertenecía a la entidad. El día anterior, había denunciado al banco por una operación fraudulenta. 

"Ayer (miércoles) a las 15 horas se presentó la gerente de recursos humanos con gente de Río Gallegos y el escribano para comunicarme de que ya no pertenecía más al banco. Me dijeron que firme esa nota, pero no acepté porque necesitaba asesoramiento del gremio". 

El trabajador cuestionó: "Quedé en medio de una operación por fraude bancario", y detalló: "Recibí una transferencia por correo electrónico, me pasaron los formularios y yo los devolví al área interviniente para que lo validen y me autoricen las firmas, como me autorizaron se realizó la transferencia. Al cabo de dos semanas, desde la empresa en cuestión, aclararon que nunca habían pedido esa transferencia. Ahí salto que había sido un fraude". 

"Hice la denuncia en la policía al banco Santa Cruz, por fraude, y ayer a la tarde me encontré con esta sorpresa", concluyó.