El subsidio “son 2500 pesos. No es el paliativo necesario pero permite que los compañeros zafen con una bolsa de comida”, explicó.  Y planteó que “las obras se están achicando, mientras que las nuevas recién se están licitando y eso lleva 60 días aproximadamente”.

En total, los desocupados son “400 compañeros de la zona del Valle. En otras partes de la provincia está igual que acá, por eso hicimos asamblea y se decidió ir a Rawson para ejercer presión y empiecen a agilizar los trámites”.

“La obra está cayendo mucho por lo que necesitamos aunque sea un paliativo. Tanto a nivel público y privado las obras están parando, pero los compañeros desocupados no lo entienden porque necesitan”, expresó Paredes.

Y concluyó al decir que “las obras van terminando y se generan desocupados. Si bien tenemos contacto telefónico, esperamos una respuesta para que nos digan que el subsidio está porque ya pasaron 15 días de la fecha que nos habían anunciado”.