RAWSON (ADNSUR) -  Los trabajadores del Ministerio de Economía continúan con medidas de fuerza, ante la falta de pago de los haberes pendientes del mes marzo, a los que se suman los sueldos de abril. En diálogo con ADNSUR, Luciano Bunge, secretario gremial de ATE Chubut, dio a conocer la postura del gremio ante la posibilidad de que se pague los salarios del cuarto rango a empleados de la Legislatura, lo que permitirá sesionar este martes.

El gobierno provincial solicitó para mañana martes una sesión especial en la que se busca aprobar el acuerdo firmado con Nación, que permitiría la llegada de 5.000 millones de pesos en dos cuotas, los que se destinarán en buena parte para el pago de sueldos adeudados al sector estatal. Sin embargo, la sesión está en peligro, ya que los empleados de la Legislatura reclaman el cobro de los haberes para levantar el paro.

“Tenemos una medida de fuerza en el Ministerio de  Economía desde hace unos días, por la falta de pago, entre los puntos que reclamamos están estos pagos parciales que nos parece una locura, no estamos dispuesto a que se sigan cometiendo estos atropellos de pagarle a algunos y dejar  de lado a otros sectores del rango, como el rango cuatro de jubilados que nos parece más importante”, manifestó Bunge.

Asimismo, dijo que a  la hora de pagar el rango a un solo sector, “al margen de que reclamaos el pago en un solo tramo,  deberían ser prioritarios los jubilados y todos los trabajadores activos del sector. Es la postura desde el primer día”, dijo al reconocer que si no le pagan a todos que no se le pague a nadie.

El gremialista recordó que  ya había pasado esta situación en otra ocasión: “Hicieron lo mismo y terminó con una medida de fuerza en Economía, hemos repetido la postura y esta vez con más firmeza,  no puede haber este clase de favorecidos ante semejante crisis. El derecho de cobrar el sueldo lo tienen todos los trabajadores”, puntualizó.

Ante la posibilidad de que mañana no se pueda sesionar, y esto impida la aprobación del acuerdo para que se bajen fondos para pagar los salarios, Bunge indicó: “No creemos que ante cada conflicto la solución sea apagarle a ellos antes que a los demás, esto es de sentido común. La obligación es del  legislativo y no de los sindicatos, de encontrar la forma de resolver el problema”, afirmó.