“Se normalizó en el transcurso de la noche. Por suerte no tuvimos ningún tipo de inconveniente y estamos proveyendo de agua a todos los barrios”, comentó.

Carrizo dijo que si bien “habíamos comunicado que teníamos cortada el agua desde las 10 del domingo, en el transcurso de la noche al no mediar inconvenientes dejamos sin efecto esos cortes y tenemos todo normalizado”.

En contacto con La Cien Punto Uno, afirmó que puede haber algún lugar donde “no reciban agua” como en Km. 5, desde donde se recibieron reclamos “pero no tienen que ver con esta situación”, aseguró.

“Nos dificultó una nueva rotura el sábado en el transcurso de la madrugada. Ahí tuvimos un inconveniente en la reparación y arrancamos el sábado a reparar”, precisó el gerente de Saneamiento y detalló: “se normalizó el viernes, se encontró la avería el sábado y eso nos hizo empezar con la nueva reparación”.

Argumentó que “es un lugar complicado, está todo anegado y terminamos el domingo en horas del mediodía (con los trabajos) y a las 18 se comenzó con la normalización”.

“El lugar es propenso a registrar otra rotura”, advirtió y sumó que en la última avería “presuponíamos que teníamos una falla nuestra en una soldadura del caño. No fue eso lo que nos pasó; se rompió el caño al lado de las soldaduras. Pudo haberse descalzado o una falla del material. Es muy raro que se haya producido una nueva avería porque se controla muchas veces; no se detectó ninguna avería en el caño que se colocó. Eso fue lo que nos pasó en ese momento”.

El inconveniente “está solucionado, lo estamos normalizando y roguemos que no nos pase más una situación como ésta”.

Aseguró Carrizo que “no tenemos inconveniente con el personal. Trabajamos bien; los tiempos de rotura son éstos. Por suerte la gente respondió bien en todas las reparaciones que tuvimos. Hemos trabajado 12 horas sin ningún tipo de inconveniente. El sábado terminamos tipo 20horas  y se terminó de hacer la soldadura el domingo. Es una zona complicada, había muchos caños de acero, cloacas, gas y muy profundo. Eso nos atrasó en el tiempo de reparación”.

“El caño está tapado arriba del conducto. Tiene entre 50 y un metro de altura de materiales. Vamos a dejar que se oree todo eso para luego proceder a tapar toda la zona. Está todo lleno de material y circunscripto el lugar por cualquier tipo de inconveniente con los vehículos porque es una zona de mucho tránsito, resumió.

Y en cuanto a la posibilidad de realizar un diagnóstico del estado del acueducto, manifestó que “nos juntamos con la gente de provincia, de la municipalidad. Estamos bastante preocupados por la situación que se nos viene planteando con muchos reclamos. Lo estamos analizando por qué se produce este tipo de situaciones. Nos juntamos todas las partes para ver este tema en profundidad” y también “estuvimos reunidos con la empresa Rigel”.