SANTA FE (ADNSUR)- Un bebé de un año y ocho meses murió en la madrugada del viernes en un hospital de la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, donde ingresó con un fuerte traumatismo de cráneo. Su padrastro, de 21 años, dijo primero que se le había caído de los brazos pero terminó confesando que lo había tirado contra una piedra para que dejara de llorar.

Según informó TN, de acuerdo a su confesión, quería evitar que el hijo de su mujer siguiera llorando y para eso lo tiró al piso dos veces.

La fiscal del caso ordenó inmediatamente su detención y Brian F. de 21 años fue arrestado por efectivos de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), el viernes a las 4 de la mañana.