BUENOS AIRES (ADNSUR) – Sasha Ávila tiene 18 años y la tragedia la golpeó en tan solo 20 días. La familia de Sasha sufrió un contagio masivo de Covid-19 a principio del mes de septiembre. El día 4 murió su abuela, el 14 su mamá, el 22 la víctima fue su tío y finalmente el 24 murió su papá.

Ahora la joven quedó sola a cargo de sus dos hermanos menores de edad, a la espera de alguna ayuda para subsistir: "Tengo dos hermanos de 12 y 16, una hermana de 19 y otra hermanastra de 30 que trabaja en Capital. Ahora mi hermano tiene que ver a sus padres bajo tumba a sus 12 años. Yo los perdí con 18. Estamos viviendo solos", relató.

Sasha grabó un video para contar lo lamentable tragedia que causó la pandemia en su familia, y contó que la primera en contagiarse fue su abuela de 93 años y luego su tío, que vivía con la señora.

"Mi abuela comenzó con mucho frío y mucho dolor., mareos y una presión en los ojos como si se me fueran a salir, decaimiento, no me quería ni mover de la cama. Pero a mis padres les pegó más fuerte", detalló la joven al portal de noticias El Diario Sur.

Luego Mabel y Javier, los padres de Sasha, fueron a atenderse con gran preocupación: "Mi padre tenía asma y EPOC y mi madre padecía de fibrosis pulmonar idiopática, vivía con oxígeno y teníamos miedo de que falleciera. El coronavirus lo que hizo a mi mamá fue comerle el poco pulmón bueno que ella tenía, por eso murió. A mi padre no lo reconocí, no tenía pelo, estaba re flaco y muy pálido. Nunca nos imaginamos que este virus iba a producir esto, los fulminó a todos", relató.

Además, la joven se quejó de quienes subestiman al coronavirus y pidió más conciencia: "Quieren que se abran shoppings, tomar una birrita, hacen marchas anticuarentena. Es un comentario estúpido e ignorante decir que el coronavirus no es nada, es algo que existe. Les diría que tengan un poco de empatía, porque a lo mejor ellos se contagian y no mueren, pero se mueren los que se cuidan. Que se percaten de todo esto, tienen que pensar en los médicos y enfermeros. ¿Preferís cuidarte o terminar entubado, que te den comida por la garganta y que te inyecten un montón de cosas”.

La familia Ávila necesita ayuda para seguir adelante, quienes quieran colaborar pueden contactarse con Sasha a través de su Instagram: @avilasashaa, donde dio más detalles de su historia. "No quiero dar pena pero es una situación terrible", dijo entre lágrimas la adolescente.

 

El duro testimonio de Sasha Ávila