ESTADOS UNIDOS - A Wolf Cukier tiene 17 años y, faltandole un año para terminar la secundaria en Nueva York, consiguió ser parte de un grupo de pasantes en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA). Al tercer día de prácticas fue parte del equipo que descubrió un planeta. El suceso -que recién vuelto público tras verificaciones- sucedió a mediados del año pasado.

El adolescente comenzó su pasantía en el Centro de Vuelo Espacial Goddard, un instituto de investigación de la NASA en Greenbelt, Maryland, y su trabajo consistía en examinar los datos del TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite), un satélite de sondeo de exoplanetas en tránsito.

La peculiaridad del proyecto TESS es que invita a personas sin entrenamiento a ofrecerse como voluntarios para ver la transmisión en línea de patrones en el brillo de las estrellas que podrían sugerir la existencia de un nuevo planeta.

Cukier tenía la misión de estudiar cómo dos estrellas se cruzarían creando un eclipse en el sistema solar TOI 1338, pero en su guardia notó algo en la órbita de dos estrellas que bloqueaba la luz.

La NASA informó que después del descubrimiento los expertos del área dedicaron varias semanas a verificar la observación. Finalmente concluyeron que Cukier había descubierto un planeta 6,9 veces más grande que la Tierra. Además es el planeta de su tipo número 13 identificado en la historia.

"Estaba buscando a través de los datos todo lo que los voluntarios habían señalado como un binario que eclipsaba un sistema en el que dos estrellas giran en círculo y desde nuestro punto de vista se eclipsan en cada órbita", dijo Cukier, según un comunicado de prensa de la NASA.

Fuente: BBC en Español