Un adolescente de 17 años de Florencia, Italia, denunció a sus padres antivacunas a quienes les inició una demanda para poder inmunizarse contra el coronavirus.

El joven habló de ello con sus profesores, quienes le convencieron para solicitar la intervención de un abogado, y el joven finalmente pudo recibir la vacuna tras la intervención de un juez.

"Con la extensión a los jóvenes menores de 18 años del derecho a vacunarse contra el Covid-19, se multiplican las disputas entre padres e hijos sobre la vacunación", afirmó el abogado Gianni Baldini, presidente de la asociación de abogados matrimoniales de Toscana.

Y explicó que los menores de edad quieren vacunarse y los padres no están de acuerdo, pero también hay situaciones en las que los padres, ya sean casados o divorciados, tienen un pensamiento contradictorio sobre la vacunación. "Como norma, la opción de vacunar a un menor debe contar con el consentimiento de ambos padres, tanto para familias en las que los padres están casados, convivientes o legalmente separados o divorciados", aclaró..

En todos los casos de conflicto, indicó Baldini, tanto entre padres (uno a favor y otro en contra) como con el menor, el conflicto, si no se resuelve en el seno familiar, debe resolverse recurriendo al juzgado de menores. En caso contrario, debe evaluarse el recurso ante el tribunal ordinario, cuando los padres estén separados y también cuando esté pendiente la sentencia relativa.

En el caso de que el menor quiera vacunarse pero los padres estén en contra, explica siempre Baldini, "la mejor forma sería acudir al colegio u otra institución cercana al menor, que podría activar el servicio social territorial para iniciar un recurso ante el tribunal calificado", explicó según publica Clarín.