MAR DEL PLATA (ADNSUR) - Casilda Benegas Gallego se convirtió este martes en la vacunada más longeva del país, con 113 años, al recibir su primera dosis de Sputnik V en la residencia de larga estadía “Abuela Coca” de Mar del Plata, en un operativo desarrollado por el PAMI.

En diciembre pasado la mujer había superado un cuadro de Covid positivo, aunque la enfermedad se le declaró “asintomática”.

La anciana, que nació en el departamento de Itapúa (Paraguay) el 8 de abril de 1907, se casó con un argentino y en 1945 se mudaron al país, pasando por Jujuy, Corrientes y Chaco, hasta que finalmente se trasladaron a Mar del Plata. Casilda fue ama de casa, se dedicó a cuidar a sus dos hijos y a sus nietos. Ahora ya tiene bisnietos y tataranietos.

Su bisnieta Mayra, que vive en la ciudad, contó que “siempre fue muy sana. Nunca tuvo nada. Hace unos años la mordió una gata y la llevaron a una clínica. Los médicos no podían creer que le tenían que abrir una historia clínica con 111 años”, describió.

“Siempre fue una mujer muy alegre, yo nunca la vi enojada. No es que mantiene una dieta estricta y sana, siempre comió y tomó lo que quiso. Tiene un estómago de hierro que ni el coronavirus le pudo arrancar”, informó el medio La Capital de Mar del Plata.

Tiene 113 años, superó el Covid y ahora recibió la vacuna

A fines del año pasado, después de haber transitado la cuarentena en el modo burbuja del geriátrico, le diagnosticaron el Covid. Al confirmarse el caso de una de las empleadas, fueron hisopados todos los residentes y todos dieron positivo.

Pero la enfermedad no fue un escollo para Casilda que, con 113 años y 259 días, superó el coronavirus sin ningún síntoma. Así, se convirtió en la superviviente del Covid19 más longeva de la Argentina y la segunda del mundo, tras la hispano-estadounidense María Branyas, que tiene apenas un mes más que Casilda y ya cumplió sus 114 años.

Según el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS), está entre los cerca de 500 infectados de más de 100 años en recuperarse.