COLOMBIA - "Nunca es tarde" es uno de los lemas vitales más repetidos pero que más cuesta aplicar. Para algunos, llegar a cierta edad implica una limitación para empezar algo de nuevo. Pero este no es el caso de Lucio Chuiquito, un anciano colombiano de 104 años que recién ha acabado su tesis doctoral después de 30 años de haberla empezado.

Este centenario ingeniero aprovechó la cuarentena para encerrarse en su casa de Medellín y culminar tres décadas de estudio. Además, gracias a sus observaciones halló una fórmula matemática que permite calcular el caudal óptimo de un río para producir energía eléctrica. Un enigma con más de dos siglos de antigüedad.

En cuanto sea posible, presentará su tesis en la Universidad de Manchester, donde se graduó en 1947 y empezó en el mundo de la investigación hidráulica. No obstante, no sería hasta los 73 años que empezaría la tesis. Nació en 1916, en plena Primera Guerra Mundial, y llegó a Inglaterra en el 1943, cuando los nazis bombardearon el país británico en la Segunda. Además de ser un gran estudiante, ha sido un empresario de éxito en Colombia donde también es conocido por su labor a favor de la igualdad de género.

RCN Radio Medellín on Twitter

¿Cuál es el secreto de la eterna juventud?

Según explica él mismo lo que hace para mantenerse en tan buena forma pese a su longevidad es bañarse siempre con agua fría, comer mucha fruta y aprovechar las horas muertas para leer y estudiar lo que sea. “El tiempo viene y va, y el tiempo perdido jamás volverá”, dice. Su siguiente meta es repasar la gramática alemana, lengua que aprendió hace 90 años.

Fuente: la Vanguardia