Durante el último fin de semana, efectivos de la Policía debieron intervenir en varias fiestas clandestinas que se desarrollaron en la ciudad santacruceña de Río Gallegos, en el marco de las restricciones por el Covid-19. Se labraron actuaciones judiciales y se identificaron a las personas involucradas.

Entre los asistentes había menores de edad, uno de ellos manifestó ser Covid positivo. Del mismo modo, se desplegaron los protocolos correspondientes en la división para prevenir y resguardar al personal policial.

Desde los ministerios de Salud y de Seguridad de la provincia, se trabaja en el monitoreo y testeo de más de 150 personas vinculadas a dichas fiestas clandestinas, con el objetivo de avanzar en la investigación epidemiológica y evitar la propagación del virus, informó La Opinión Austral.

Estos operativos tienen como objeto garantizar el control y el cumplimiento de las medidas de prevención, teniendo en cuenta además que en la capital santacruceña ya se han detectado casos con las cepas de Manaos, Río de Janeiro y del Reino Umido.

En este sentido, el ministro de Salud y Ambiente, Claudio García, expresó que desde la cartera a su cargo se quiere resaltar que la conciencia social tiene que estar presente todo el tiempo; “porque sumado al proceso de vacunación en el cual se sigue avanzando, la conciencia social tiene que ser importante para prevenir la proliferación de nuevos brotes”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!