RÍO NEGRO  (ADNSUR) -  Una maestra de una escuela de la localidad de Las Grutas se presentó a trabajar sin haber recibido el alta tras haber contraído coronavirus. Debieron aislar a todo el plantel que estuvo en contacto con ella. 

La situación provocó que tuvieran que aislar a los 10 compañeros y a los directivos que estuvieron reunidos con la docente, que se enteraron de lo ocurrido horas después, ante un llamado desde el hospital que les informó que la mujer había ido a trabajar sin haber recibido el alta. 

“Pensé que ya podía regresar a mi vida normal, calculé mal”,  dijo la maestra cuando se descubrió lo ocurrido. La mujer participó de la primera reunión de docentes y directivos de cara al inicio de clases. Tras la reunión en un aula, se fue retirar el certificado de alta al hospital.

Allí , según publica el Diario de Río Negro, le informaron que no podrían dársela, porque aún no había cumplido el tiempo requerido para volver a su vida habitual sin generar contagios. Por lo que inmediatamente el hospital se contactó con quienes estuvieron reunidos con la mujer horas antes. 

“El grupo estuvo con barbijo y cumpliendo el protocolo, pero como la reunión fue larga y en un espacio ventilado pero cerrado Salud decidió confinarlos, de manera preventiva. Ahora, el colegio deberá manejarse de manera virtual, al menos por 7 días” manifestó Ana Laura Giovannini, la coordinadora del área de educación.