COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El área programática sur, que incluye una población superior a los 255 mil habitantes sumando Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, había alcanzado hasta ayer los 177 casos confirmados totales de COVID19, superando largamente los 2.000 testeos dentro de la población, siendo el Barrio Standart Norte el que presenta la más alta incidencia de contagios.

La progresión no tiene niveles preocupantes hasta el momento, pero hay mucha preocupación por lo que pueda ocurrir este lunes 20 de julio, fecha en la que se conmemora en nuestro país el Día del Amigo, porque si no se toma conciencia y se vuelve a registrar una gran cantidad de reuniones como ocurrió para el Día del Padre, es probable que vuelva a dispararse la curva de casos positivos.

Esta información fue planteada a ADNSUR por el ministro de Salud de la provincia, Fabián Puratich, y además esa reflejada en datos concretos que fueron volcados en un informe de la provincia -al que accedió esta agencia de noticias- que fue presentado a las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación que visitaron nuestra zona hace unos días atrás. Allí se observa la línea de tiempo de los contagios en la zona sur, los momentos de los “brotes” de acuerdo a fechas concretas, y se discriminan las conductas de vínculo estrecho que dispararon la curva hacia arriba. Conocer estos datos, permite observar errores del pasado que se deben evitar en el futuro.  

De acuerdo al análisis hecho por epidemiólogos junto a las autoridades sanitarias, es peligroso lo que pueda ocurrir este lunes si es que no se toma conciencia y se multiplican las tradicionales reuniones entre grupos de amigos que suelen hacerse para esa fecha. Según explica Puratich, “hicimos la línea de tiempo del brote que hubo en Comodoro Rivadavia y a partir del buque Santorini hubo un principio del brote, pero el mayor replique vino posteriormente a la fecha del Día del Padre”.

“A los 10 días, comenzaron a aparecer los casos con las múltiples ramificaciones que hubo de acuerdo a las actividades sociales que cada uno había realizado. Por eso, somos muy prudentes hoy porque se viene el Día del Amigo, y llamamos a la sociedad para que se cuide, que esté atenta y respete las normas que hay que respetar para evitar estos brotes”, sostuvo el ministro en diálogo exclusivo con nuestra agencia.

Y al contrastar sus palabras con el informe oficial del área programática sur, surge con mayor evidencia este dato: en uno de los cuadros se marcan los casos según fecha de inicio de síntomas hasta el 13 de julio, y allí se ve claramente que después de la llegada del buque, alrededor del 22 de mayo, se disparó la primera curva dos semanas después, y a los 20 días ya se registraban 40 casos, lo que se llamó “El brote del Santorini”, con fecha del 11 de junio.

Temen que el Día del Amigo pueda disparar un nuevo brote de coronavirus en Comodoro como ocurrió con el Día del Padre

Pero si se continúa con la línea de tiempo, se observa que luego del domingo 21 de junio, fecha del Día del Padre, se dio otro pico que elevó los casos al doble 10 días después -incluso no es casual que el 26 de junio se registre el primer caso sin nexo epidemiológico-- y esta cifra se volvió a duplicar en los 10 días siguientes, pasando de 80 casos a 160, por lo que el 5 de julio se debió declarar a la zona como de transmisión comunitaria en predominancia de conglomerado.

CONDUCTAS

En cada entrevista que brinda, el ministro de Salud insiste en que hay que dejar de lado determinados hábitos que hacen a nuestra manera de ser hasta que se encuentre una vacuna para este virus altamente contagioso, y se refiere puntualmente a tres: no saludarse con un beso, no compartir un mate, y finalmente, no conversar de cercar con la cara descubierta, es decir, sin tapabocas y a corta distancia –algo casi inevitable si se comparte un almuerzo o una cena en la misma mesa con muchos comensales-. Y estas recomendaciones se vuelven totalmente lógicas si se evalúan los datos de los contagios que se dieron en el área programática sur en los últimos 45 días, y que se desprenden a partir de las entrevistas personales.

De acuerdo a los datos aportados en el informe oficial, los contagios se dieron en un 41 % por los saludos, en otro 41 % por compartir el mate, y en un 18 % por mantener una conversación. Si esto se lo traslada al contexto laboral, el 36 % de los contagios se dio por los saludos, el 32 % por mantener conversaciones, el 23 % por compartir los mates, y el 9 % por compartir la comida.

Por otra parte, las estadísticas sobre COVID19 en la zona sur indican que el 62 % de los casos positivos se dio entre personas de edades que van de 20 a 50 años, con mayor predominancia de hombres que de mujeres. Siguiendo con las franjas etarias, en el nivel de contagios le siguen los más chicos, el rango de 0 a 9 años y los jóvenes de 10 a 19 años. Mientras que se verificaron apenas 11 casos positivos de personas entre 50 y 59 años de edad, y sólo 14 casos totales en personas mayores de 60 años.

El dato que más alarma del informe, es el que hace una progresión de casos en el peor de los escenarios –y que este viernes publicó ADNSUR- donde si no se toman medidas y no se toma conciencia, la zona sur de la provincia podría alcanzar los 5.114 contagios y los 128 muertos por coronavirus. Según esta previsión, de este total de infectados, 4.091 podrían ser considerados leves con 767 pacientes internados en sala común.

El documento detalla asimismo la disponibilidad de camas tanto en Comodoro Rivadavia como en Rada Tilly para afrontar la pandemia. En ese sentido, precisan que son 189 las camas generales en el sector público y 194 en el privado. En cuanto a las instaladas en Unidades de Terapia Intensiva, hay 36 y 48 respectivamente. En tanto, las camas de aislamiento extra hospitalario ascienden a 78, todas del sector público.

LO QUE VIENE

La cuestión es cómo las autoridades provinciales junto a las municipales, con este panorama, evalúan los pasos a seguir, teniendo en cuenta que esta semana vence el plazo fijado por el último decreto que estipula restricciones de circulación por DNI y prohibición de reuniones familiares. Para tener el menor margen de error posible de lo que está pasando, el Ministerio de Salud realizó en las últimas semanas un gran número de testeos y relevamiento de hogares, que superó los 2 mil análisis.

“El número de los testeos supera los 2000, pero aparte de esos que se realizan para descartar casos sospechosos y confirmar los que dan positivos, también se hacen más testeos para las altas y descartar contactos estrechos cuando no tienen una relación epidemiológica clara. Nosotros vamos haciendo muchos testeos, pero los que se registran tienen fundamento epidemiológico para que las estadísticas sean claras”, explicó Puratich a ADNSUR.

Sostuvo el funcionario que en Comodoro Rivadavia, aparte de la búsqueda activa de casos que se hizo en los barrios, se abrieron 2 ‘Unidades Centinelas’ en los Centros de Salud “donde las personas pueden consultar espontáneamente ante las dudas y se les hace un breve interrogatorio. Si se detectan los síntomas también se le hace un hisopado. En la ciudad, hubo muchos más testeos que en el resto de la provincia porque está relacionado con el brote que tuvimos”, indicó el ministro.

Y afirmó también que si bien Comodoro Rivadavia está por encima de la media de la provincia en cantidad de contagios, es un buen dato que “la cantidad de positivos en relación con la cantidad de testeados ronda el 10%. Por ejemplo, el jueves se procesaron 108 muestras en total y sólo con 6 casos positivos, lo que es un 5%. Es una buena muestra de que más allá de la circulación comunitaria, se está bloqueando y limitando”.

También destacó el ministro que “cada vez aparecen menos casos sin nexo epidemiológico” pero explicó que se debe tener en cuenta que cuando se abren las ‘Unidades Centinelas’ de testeos, “cualquier persona se pueda ir a testear, lo que aumenta la cantidad de pacientes sin nexo también”. Puntualizó que “cuando se testea a una persona primero se la aísla, y cuando se encuentra un caso positivo, empieza la cadena para buscar si tuvo un nexo o no. Es un trabajo bastante complejo porque uno tiene que apelar a la memoria de las personas. Si no tuvieron síntomas, es más difícil porque hay que planificar 14 días para atrás. Si tuvieron síntomas, se limita a las 48 horas antes”.

Finalmente, respecto a cómo continuarán las medidas, sostuvo Puratich que “todos los viernes se cierran las semanas epidemiológicas y se hacen las evaluaciones para ver cómo podemos continuar. El único conglomerado que tenemos declarado con circulación comunitaria es Comodoro Rivadavia- Rada Tilly. Nos tomaremos el fin de semana para hacer la evaluación para ver si se puede pasar a la última etapa o si se tiene que persistir en las actuales condiciones. Va a depender que podamos poner en 0 a los testeos pendientes. Luego se va a reevaluar para ver cómo sigue”.