COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El gerente de Relaciones Institucionales de Camuzzi Gas del Sur, Rodrigo Espinosa, dijo durante una entrevista exclusiva con el canal digital de ADNSUR que el pedido de aumento de tarifas solicitado por la compañía se ubica en torno al 75 por ciento, pero advirtió que ése no es el impacto final en la factura que hoy pagan los usuarios. “Llevado a pesos, el valor promedio podría ir desde los 50 pesos en un hogar de bajo consumo, hasta los 150 pesos mensuales para un consumo medio, que engloba a la mayoría de los usuarios”, graficó. ¿Qué pasará con el subsidio al gas en la región patagónica?

Espinosa detalló que durante la audiencia pública la compañía propuso dos alternativas para la tarifa de distribución de gas, con porcentajes que varían entre el 75 y el 68 por ciento, al tiempo que comparó que esas variables se ubican por debajo de la inflación acumulada en los últimos dos años, además de otros indicadores como el costo de la construcción y el denominado IPIM (Indice de Precios Internos al por Mayor).

Espinosa precisó que las tarifas de transición propuestas podrían sostenerse durante un año, “siempre que las variables de la economía previstas en el Presupuesto Nacional se cumplan”, al tiempo que indicó que aún no está definido cuál será el porcentaje finalmente aprobado, ya que esto depende del ENARGAS (Ente Nacional Regulador del servicio de distribución de gas), una vez analizado el resultado de la audiencia pública. De todos modos, se estima que el impacto de las nuevas definiciones podría adoptarse a partir del mes de abril.

Sobre los montos detallados, indicó que ese sería el impacto final en la factura recibida por los usuarios, al tiempo que aclaró que la misma incluye una serie de conceptos que involucran a toda la cadena del servicio.

“El gas no es de Camuzzi, sino que se la compra a los productores de hidrocarburos –aclaró-. Luego de la compra se necesita el transporte, desde la cuenca productora hacia la boca de consumo. Ese trabajo lo hace la transportista y luego está el Estado, a través de los impuestos. Cuando se desglosa la factura, el 60 por ciento corresponde al costo de la molécula de gas; la transportista insume alrededor de un 3 por ciento; el Estado un 22 por ciento y Camuzzi, se queda con sólo un 18 por ciento por llevar el gas que nos entrega la transportista, hasta cada uno de los medidores domiciliarios”.

Cuánto subiría la tarifa de gas por mes

Al describir los valores que recibirían los usuarios, detalló que para bajo consumo sería de 50 a 55 pesos; para usuarios de consumo medio, el aumento mensual sería de 155 pesos; y para una PYME, el valor se ubicaría en torno a los 800 pesos.

“Cuando uno hace estos números, analiza el consumo anual de los grupos usuarios y los divide por los 12 meses –añadió-; pero debemos considerar que en invierno hay más consumo, entonces en esos meses habrá un incremento mayor en la factura y en verano se compensa pagando un poco menos”.

Perjuicios del congelamiento, según Camuzzi

“La industria está próxima a cumplir 30 años de historia –afirmó Espinosa- y la gran mayoría de esos años la hemos vivido con incumplimientos contractuales y sólo un tercio han sido vividos bajo estabilidad normativa o regulatoria. En medio hubo medidas como congelamientos tarifarios, que es lo que hoy estamos tratando de desentrañar. Es importante que tomemos conciencia de los impactos de esos congelamientos y lo difícil que es luego volver a girar la rueda”.

Como consecuencia, describió que el 64 por ciento de las localidades abastecidas por Camuzzi Gas del Sur tuvo inconvenientes de infraestructura, según se planteó en la audiencia de revisión de tarifas en el año 2017. “Cuando se aprobó esa revisión tarifaria integral se aprobó un paquete de obras muy grandes en todas las localidades, lo que permitió que se incorporen más usuarios. Esto quedó nuevamente detenido en 2019, con el nuevo congelamiento”, describió.

El representante de la distribuidora fue consultado además por la continuidad del subsidio para el consumo de gas en la región patagónica, como también sobre la denuncia realizada por el Defensor de Usuarios y Usuarias en torno a una presunta ganancia excesiva de las licenciatarias entre 2016 y 2019, lo que fue motivo de una denuncia penal que está en etapa de investigación.