La llegada de los talibanes a Afganistán sigue generando consecuencias en la población local, y en las últimas horas se conoció la historia de un padre que busca vender a su hija de 4 años para salvar al resto de su familia.

Mir Nazir, un ex policía de la ciudad de Ghazni, asegura que la decisión, además de en beneficio del grupo familiar, lo es también para darle a la pequeña la oportunidad de tener una vida mejor, y reconoció que ya se encuentra negociando con un hombre que le ofreció 580 dólares.

“Preferiría morir antes que quedarme reducido a vender a mi hija” dijo el protagonista de la historia en diálgo con los medios, pero agregó que "mi propia muerte no salvaría a nadie de mi familia".

"¿Quién alimentará a mis otros hijos? No se trata de elección. Se trata de desesperación”, se preguntó.

En base a sus dichos, no cuenta con dinero suficiente para pagar el alquiler y alimentar al resto de sus cinco hijos, dado que perdió su trabajo cuando los talibanes tomaron el poder.

“Recibí una oferta del dueño de una tienda, un hombre que conocí que no tenía hijos”, explicó quien hoy se desempeña como portero en un bazar localizado en Kabul.