Tras varios días de caos en Afganistán por la toma del poder de los Talibán, en las últimas horas se conoció que el grupo prohibirá la música en espacios públicos.

La noticia fue confirmada por uno de los portavoces de la facción fundamentalista islámica, Zabihulá Muyahid, quien aseguró que intentarán "convencer" a la gente en lugar de obligarles, pero recuerda que "en el islam, la música está prohibida".

Los dichos, pronunciados ante enviados de The New York Times, confirman la avanzada de los Talibanes en su intento por imponer reglas estrictas en el país, pese a que en anteriores oportunidades habían asegurado que serían más moderados que la última vez que estuvieron en el poder, hace ya 20 años.

Otro de los temas en los que se teme que avance el grupo es el la quita de derechos a las mujeres, pese a que en diálogo con el medio estadounidense hah prometido que las mujeres podrán salir solas de casa para "ir a la escuela, a la universidad o al hospital", y que la necesidad de ir acompañadas de un hombre solo se aplicará a viajes de más de tres días.