El ministro de Infraestructura, Gustavo Aguilera, indicó que para reducir el riesgo de incendios en zona cordillera por efecto de vientos y árboles que rodean las líneas de 33 y de 13,2 Kilovolts, se avanzará en una poda preventiva pero el único que no avanzó con esa tarea fue precisamente el de esa localidad.

Esta iniciativa da respuesta al reclamo expresado desde la Delegación de Servicios Públicos de Lago Puelo, aunque paradójicamente fue el municipio de esa localidad al único que no firmó el convenio con provincia para la realización de las tareas.

“Nosotros realizamos los convenios de poda con tres municipios y es la delegación Noroeste, de Servicios Públicos, la encargada de la inspección y verificar esas tareas; el único que no la realizó es el municipio de Puelo –señaló Aguilera, en diálogo con ADNSUR-, porque El Hoyo y Epuyén sí lo hicieron como corresponde”.

El funcionario provincial realizó a las críticas que expresó a través de ADNSUR el delegado de Servicios Públicos de la localidad cordillerana, Mauro Paula, quien advirtió acerca del riesgo de incendios por falta de podas, al igual que otros vecinos de aquella región.

“Esta semana saldrá la contratación de poda a tala rasa de todo el ancho electro ducto, para las líneas 33 y 13,2 Kv, particularmente en zonas Golondrinas y  Cerro Radal –anticipó Aguilera-, que son las que más complejidad tenemos por la vegetación. Estamos delineando un trabajo conjunto con la Secretaría de Bosques”.

También anticipó que se sumará a la zona una cuadrilla de refuerzo, desde Rawson, que es la misma que estuvo trabajando fuertemente en los incendios de las rutas 2 y 1, en cercanías de Puerto Madryn, para levantar 25 postes con la celeridad que la emergencia exigía, a partir del incendio que afectó a esa zona en los primeros días del año. 

“Esta cuadrilla de Servicios Públicos se va a quedar en la zona de la cordillera para estar presente todo el verano y trabajando en aquellos  lugares donde hay más problemas, para avanzar en la reparación y ordenamiento de aquellos lugares que la delegación Noroeste informe que tiene inconvenientes”.

 “Hay que recordar que el problema de los incendios se deriva también por una sequía muy grande y lo estamos viendo en otras provincias, como Neuquén y Río Negro, por lo que empezamos con una metodología que ante los pronósticos de condiciones desfavorables (sobre todo, vientos fuertes) cortamos el suministro eléctrico por zona para evitar problemas. Hay que pensar que por más que hagamos podas y recambiemos las líneas, si cae un árbol de grandes dimensiones sobre una línea provoca el riesgo de foco ígneo. Y en muchos casos no podemos podar a más de 30 metros de la línea, porque son propiedades privadas o áreas urbanas”. 

Estación transformadora El Cohihue se licitaría en febrero, por más de 8 millones de dólares

Por otro lado, entre los trabajos de fondo para mejorar el estado general de las líneas de alimentación de la comarca Andina, el ministro ponderó que durante enero se avanzará en la licitación de la repotenciación de la estación El Cohihue (ubicada en cercanías de Epuyén), para la que se gestionó el financiamiento con fondos nacionales, para poder avanzar en el recambio de líneas en la zona de la comarca andina.

Dicha obra forma parte del convenio con Río Negro y la Secretaría de Energía de la Nación, que se reactivó sobre fines de 2021 para prever la asignación presupuestaria desde Nación, por proyectos que totalizan alrededor de 8,5 millones de dólares, para dar estabilidad energética a las localidades chubutenses y rionegrinas que integran la región del paralelo 42.

 “A partir de gestiones que hizo el gobernador Arcioni y nosotros acompañamos junto a diputados nacionales de Chubut, ya se cuenta con el financiamiento para este proyecto incluye la modernización tecnológica de esta subestación, con sistemas de protección independiente y el nuevo tendido eléctrico troncal, que será soterrado en algunas zonas y con cable recubierto por vainas de plástico en otras áreas, para evitar problemas con la vegetación”, explicó el ministro.

Otra de las ventajas del proyecto, que apunta a recambiar elementos cuya vida útil ha sido largamente superada, es la compartimentación de localidades, ya que pro ejemplo hoy “si hay un problema en Cholila, hay que cortar la energía también a Epuyén y El Maitén, pero en cambio con esta obra cada localidad de la comarca tendrá sistemas de protección individuales”, destacó. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!