COMODORO RIVADAVIA  (ADNSUR) -  La decisión de suspender las jineteadas en Comodoro Rivadavia causó una fuerte polémica en las últimas horas. El vecinalista del barrio Máximo Abasolo y referente de la Agrupación Gaucha Juan Manuel de Rosas, Roberto Varela, salió con los tapones de punta porque  había un festival organizado para el 20 de febrero, el cual finalmente no fue habilitado por el municipio, y advirtió que si les prohíben el evento, también “tienen que cerrar La Saladita, las playas y los campings”. 

En diálogo con ADNSUR , Ricardo Gaitán , secretario de Control Operativo, explicó que la decisión se tomó porque en este tipo de eventos “se conglomera  muchísima gente y no se respetan las normas de sanitización y demás. La pandemia sigue, no se terminó.  Tenemos que ser más rigurosos porque sino la gente entra en un estado de relajamiento”, afirmó. 

Sobre las declaraciones de Roberto Varela, quien pidió que  cierren las playas, campings, entre otros, dijo que “que es una apreciación del dirigente vecinal y nada más que eso”. Y descartó la posibilidad de que las jineteadas si se puedan realizar con protocolos.

Asimismo, el funcionario recordó que en su momento el servicio de salud estuvo "colapsado", por lo que el objetivo de estas medidas están en evitar que estas situaciones se repitan: “ tenemos que tratar de no volver a esa cuestión. Tenemos que ser muy cautos y mesurados”, afirmó.