Cuando habían pasado 17 años de su intento de suicidio, Julieta grabó un video sobre el tema y lo compartió en redes sociales. Muchas personas le escribieron para contarle que se sentían identificadas. Y ella les responde a todas, porque -tal como remarca- saber escuchar y "simplemente estar" es fundamental para ayudar.

Suicidio: "Quizás el pedido de ayuda no va a ser explícito, hay que estar abierto a las señales"

A pocas horas de conmemorarse el Día Mundial y Nacional de la Prevención del Suicidio, su posteo en Instagram volvió a tener gran impacto. En el mostraba su foto, la de una Julieta sonriente, con una cerveza en la mano, disfrutando de una salida con amigos... foto siguiente la mostraba en la cama de un hospital, con las muñecas vendadas. "Entre esas fotos hay una semana de diferencia", escribió para enfatizar una realidad respecto al suicidio: muchas veces "no se lo ven venir" porque en el día a día se perdieron esas "pequeñas señales" que fueron apareciendo y que quizás anticipaban ese desenlace.

Del Instagram de julietag.12

"El suicidio no siempre viene asociado a la salud mental", dice Julieta en diálogo con ADNSUR, apuntando que no es necesario tener el diagnóstico de una patología. 

"A mi cuando me pasó, en 2012, venía de un momento de mucha tristeza. Con el diario del lunes, yo me daba cuenta que no me sentía bien, y que todo eso me llevó a intentarlo", recuerda.

En ese momento, menciona que no hubo grandes pedidos de ayuda ni advertencias. "Uno va dando pequeñas señales... Yo creo que a la persona que le pasa eso no se le hace sencillo abrirse, por ahí no dice claramente 'no le encuentro sentido a la vida', pero dejan de disfrutar las cosas que venían disfrutando, un minuto están felices y al siguientes super tristes", menciona.

"Muchas veces buscan un amigo, un desconocido", señala, y considera que a veces es más fácil conversar con alguien de afuera de la familia porque aún hay un tabú y una especie de estigma sobre el tema, que no debería existir.

"Cuando te duele la muela vas al dentista, cuando hay algo que no podes solucionar vas al psicólogo", enfatiza, remarcando que debería ser algo que se vea como absolutamente normal.

"Quizás el pedido de ayuda no va a ser explícito... a veces hay que estar abierto a las señales: por algo puso esa frase triste en Facebook, por algo postea esa canción triste... hay que estar atento".

Junto a la importancia de percibir esas "pequeñas señales", remarcó como fundamental el acompañamiento desde la escucha y la empatía, más que desde el consejo. "No minimizarlo, no ningunearlo, sino simplemente estar al lado y acompañar", menciona, y agrega la importancia de sugerir ayuda profesional para que puedan avanzar.

Al mismo tiempo, aceptar la posibilidad de tener recaídas, retrocesos, como parte de la misma naturaleza del ser humano. "Yo puedo decir que la pase como el orto, me sentí muy mal y el dolor es desgarrador. Y ahora estoy bien, pero puedo tener una recaída y eso está bien porque soy humana y eso también me puede pasar".

Mirá la entrevista en la Fan Page de ADNSUR

SUICIDIO EN ARGENTINA

Argentina tiene alrededor de 10 muertes cada 100 mil habitantes por año. Entre 2010 y 2019 se registraron cerca de 31 mil muertes por suicidio, y las franjas etarias que mayor prevalencia tienen son las de los 15 a 29 años y de 25 a 39. Se trata de una problemática multicausal donde los factores culturales, socio económicos, psicológicos, biológicos, ambientales inciden de distintas formas, pero su determinación varía de persona en persona.

El Gobierno Nacional anunció que -finalmente, y después de siete años- reglamentará la Ley para la Prevención del Suicidio en Argentina.