RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Un hecho de crueldad animal conmociona a Río Gallegos, donde un perro fue atropellado y su dueña no lo auxilió. Lejos de ello, lo dejó agonizar por ocho días hasta que fue auxiliado por terceros. El animal debió ser sacrificado.

Tras el impacto, el can había quedado sin movilidad en sus patas traseras, se llenó de infecciones y agonizó por más de una semana. 

El video del animal sosteniéndose solo con sus patas delanteras se viralizó en los grupos de animales de Río Gallegos. Según publica Tiempo Sur, en las imágenes podía verse el sufrimiento de Coca, que tenía familia pero no fue auxiliado: “Es callejerito, está en calle 39 a dos cuadras de la 38, lo atropellaron y está sangrando. Ayuda por favor, gracias”, decía la publicación que habían escrito vecinos para ayudarlo, sin saber que tenía dueños. 

“Cuando llegamos salió la dueña, le explicamos que lo vimos publicado y que lo queríamos llevar al veterinario. Ella nos dijo que fue atropellado el jueves pasado y que no tenía movilidad para llevarlo”, dijo Popi, una rescatista voluntaria que junto a Melisa rescataron al perro y lo hicieron atender. 

“Estaba reventado por la cola (…) el veterinario lo atendió; estaba paralítico, con hemorragia y cuando levantó su cola tenía roto el ano, lleno de gusanos y colitas de zorro, pinches…De arrastrarse se le incrustaron un montón de pinches; estaba podrido, lleno de moscas y gusanos...”, lamentó Popi, quien contó que finalmente tuvieron que sacrificar a Coca. 

“Atentó contra la Ley 14.346 de crueldad y maltrato animal ya que el perrito tenía dueña y nunca recibió la asistencia que debía. Los vecinos vieron esta situación, pudieron denunciar o dar parte a Control Animal para que se tomen las medidas correspondientes ante casos así”, expresó Melisa, indignada por la falta de empatía ante el dolor del animal.

“Recién puedo reponerme porque de verdad verlo sufrir y ser yo, una desconocida, quien lo acompañó en sus últimos momentos, una desconocida que tomó sus patitas y cerró sus ojitos me rompió el corazón”, cerró.