COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Su mujer murió de coronavirus y ahora vende tapabocas en el centro de Comodoro Rivadavia. Silvano Torres decidió seguir con el emprendimiento que comenzó su mujer a principios de la pandemia para salir adelante económicamente.

Su esposa murió hace unos meses tras contraer coronavirus.  Silvano con 7 hijos,  una pensión de 1.500 pesos y aún con años por delante para jubilarse, decidió instalarse en el centro de Comodoro Rivadavia para vender tapabocas confeccionados por el mismo.

Tiene 63 años y contó su historia de superación y fortaleza en medio del dolor por la muerte de su esposa. Tiene un único objetivo el de poder mantener a su familia.

Hace unos meses, su mujer falleció por covid-19 y él decidió continuar con la venta de tapabocas que ella había comenzado: "Cuando murió mi esposa, después seguí yo. Tengo 63 años, me faltan años para jubilarme, me dan una pensión de $1500, tengo 7 hijos, no me alcanza" afirmó a Radio Del Mar.

Vende tapabocas para salir adelante con su familia tras la muerte de su esposa. Foto: Radio del Mar.
Vende tapabocas para salir adelante con su familia tras la muerte de su esposa. Foto: Radio del Mar.

Junto a sus hijos decidió seguir con el emprendimiento de su mujer y comenzaron a confeccionar tapabocas, que ahora él vende en el centro de la ciudad.  "Tenía una buena clientela, Comodoro la conocía mucho y se compadecen de mi. Mi hija menor trabaja conmigo, aprendió y ella me ayuda mucho, es un trabajo en conjunto, mi hijo que es enfermo le ayuda a cortar, es epiléptico, no puede salir, solo estaba pidiendo una pensión por discapacidad y no le dan, voy al Hospital y no le dan nada". 

Silvano se encuentra todos los días en la esquina de las calles Belgrano y San Martín y  agradeció la ayuda de la comunidad en estos tiempos difíciles. “ Doy gracias a Comodoro que me compran", manifestó.