Una mujer estadounidense causó conmoción al revelar cómo su madre casi la mata tras intentar sacarle los piojos con nafta, en una maniobra que terminó con un incendio que le produjo graves quemaduras.

Charitty Sutte, quien hoy tiene 21 años, recordó el episodio vivido cuando tenía tan solo 4 años, y aseguró que aún no perdona a su mamá por las consecuencias que le generaron su accionar.

"Ella le dijo a mamá que en su día usaban bencina para tratar los piojos y que funcionaba mejor que cualquier otra cosa que hubiera estado probando", dijo, sin embargo, culpando a su abuela por la idea inicial.

"Mirando hacia atrás, no sé cómo pudo siquiera pensar que esto era una posibilidad, era tan peligroso", agregó.

Según detalló, la mujer cubrió su cabeza con el combustible y bajó a preparar la cena, pero mientras continuaba con el procedimiento de remoción de piojos encendió un cigarrillo causando las llamas.

Charitty, cabe destacar, terminó con quemaduras de tercer grado que cubrieron el 60% de su cuerpo, y debió someterse a años de cirugía y rehabilitación.