La justicia entregó mantas polares para los perritos del Hogar San Roque de Jujuy, que fueron confeccionadas por la madre de un joven que concurrió a una fiesta clandestina y por lo que tuvo que hacer trabajo comunitario.

El Juez Contravencional N°1 Matías Ustarez Carrillo, por requerimiento de la Defensoría Contravencional y en cumplimiento de una sentencia dictada, hizo entrega de cuarenta mantas polares a la encargada del Hogar San Roque. 

Se trató de un trabajo comunitario como sanción porque su hijo menor de edad asistió a una fiesta clandestina en el marco de la pandemia, por lo que ella tuvo que hacerse responsable y asumir las consecuencias, indicó el portal Qué pasa Jujuy.

Las mantas fueron confeccionadas en el marco de las tareas comunitarias, a pedido de la Asociación protectora, quien manifestó su agradecimiento, y destacó que se trata de la primera vez que reciben este tipo de donaciones.