RUSIA - Las autoridades sanitarias rusas a cargo de la distribución de la Sputnik V reconocieron su responsabilidad por la "demora" en la provisión de las vacunas acordadas con Argentina. No obstante, garantizaron a través de un comunicado que al ser uno de los primeros países en aprobarla, seguirá recibiendo la vacuna y "volveremos al programa de entrega original" en el mediano plazo.

El Instituto Gamaleya de Rusia argumentó que la menor cantidad de vacunas Sputnik V que llegarán a la Argentina se debe a la ampliación de la capacidad de producción ante la “alta demanda de la vacuna en América Latina”.

El avión de Aerolíneas Argentinas que partió el martes por la noche rumbo a Rusia traerá 220.000 dosis del primer componente la vacuna Sputnik V contra el coronavirus y no 600.000, como se había anunciado oficialmente en un principio. El vuelo regresaría el jueves al mediodía, informó TN.

Una nota del Instituto Gamaleya divulgada este miércoles señaló que “El Fondo ruso de Inversión Directa y el Centro nacional de Epidemiologia y Microbiología” del centro “están ampliando la capacidad para producir más dosis de Sputnik V debido a la alta demanda de la vacuna en América Latina”.

“Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región”, agregaron

El comunicado dijo que “como resultado” de esta situación “veremos un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre” del año.

Sin embargo, la nota aclaró que “Argentina, que ha sido uno de los primeros países en aprobar la Sputnik V y con quien hemos establecido una alianza solida, seguirá recibiendo la vacuna. Volveremos al programa de entrega original una vez que se complete la actualización. Se informará debidamente a las autoridades sanitarias argentinas con un cronograma ajustado”, apuntó.