COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)  -  Sigue avanzando la causa que investiga el Ministerio Público Fiscal del Chubut  por una asociación ilícita que operaba dentro del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV),  adjudicando viviendas sociales a cambio de importantes sumas de dinero, entre otros delitos. Son entre 11 y 12 las personas, entre ellos, funcionarios del organismo que están imputados en la causa.

El fiscal Héctor Iturrioz resaltó en diálogo con ADNSUR  que “la causa avanzó ampliamente” y recordó que si bien comenzó como una causa chica, con una sola denuncia y diez casos verificados, pero que tras un proceso investigativo  se amplió a números “indeterminables”. “Ya verificamos 700 casos de infracciones ilegales”, confirmó. 

En este marco, precisó que la “banda” embolsó una suma que superó “ los 70 millones de pesos con holgura” , y además, agregó como datos que se desprendieron de la investigación que se logró  identificar cuentas bancarias y propiedades que fueron adquiridas con este dinero.

“Es una asociación ilícita con permanencia en el tiempo y con  voluntades de unirse para delinquir", manifestó tras señalar que el aporte del "funcionario público" dentro de la asociación fue esencial ya que tenía conocimiento de todas las reglamentaciones y tenía acceso a la documentación.

Si bien hasta el momento no ha podido corroborar que a partir de la entrega del dinero, efectivamente se materializó o no la entrega de la vivienda, "Lo que denuncian todos los que son víctimas es que todos tienen conocidos que accedieron de esta manera", y por ello, Iturrioz aseguró que "hay una multiplicidad de personas que accedieron por estas vías" en su momento.

Los montos solicitados a las víctimas de las estafas llegan hasta los 700 mil pesos, resaltó destacando las grandes sumas de dinero que esta asociación logró obtener mediantes las estafas.