COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- Viviana Romero, representante de Terapia Patagónicas por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, habló en exclusivo con ADNSUR y brindó detalles acerca de la difícil situación que se vive en la terapia intensiva ante el aumento de los casos de coronavirus en Comodoro Rivadavia, donde ya se registran 525 casos activos.

“Estamos preocupados porque nuestra curva va en ascenso”, dijo la especialistas, mientras destacó que  hay muy pocos terapistas en Comodoro “son 20 en total para las cuatro terapias (dos hospitales públicos y dos clínicas)”. En este contexto de aumento de casos de Covid-19, Romero afirmó que comienzan a ingresar más pacientes a las terapias intensivas “esta semana estuvieron las terapias con 90% de ocupación, algunas en algún momento al 100% y eso es un punto bastante crítico”, puntualizó.

Asimismo, indicó que hay muy poco personal y señaló que lo agravante se da porque un terapista trabaja en dos o tres terapias intensivas, “cada terapia no tiene más de dos terapistas de forma exclusiva, eso es una  limitante”, dijo.

Romero reconoció que hoy el recurso humano es escaso, por eso en vez de ampliar camas se invierte la cantidad de camas covid y no covid, “pero esto es un riesgo igual porque quizás pacientes que vienen por otras patologías tienen camas limitadas en este momento en la salud pública. Estamos justos y seguramente vayan a faltar (camas)”, aseveró.

Además, valoró que en la ciudad tenemos un sistema mixto, donde desde el día cero de la pandemia se resolvió que se iba  trabajar en sector público y privado, “hubo capacitación, equipamiento y eso es  lo que está ayudando a tener una respuesta medianamente adecuada, pero empiezan a faltar las camas para los pacientes ya esta semana”, indicó.

Por último, Romero afirmó que “la curva sigue ascendiendo en Comodoro, la ciudad sigue abierta y como terapistas creemos que no hemos llegado muy bien con el mensaje a la población, sabemos que se necesita la circulación para que necesita trabajar, pero tenemos internados dos o tres integrantes de una misma familia, las reuniones siguen existiendo, apelamos a la responsabilidad individual”, manifestó.