SUECIA - Desde abril pasado, la princesa Sofía decidió comenzar a colaborar con el hospital para que se puedan controlar los casos de coronavirus. Para eso, realizó un curso de varios días para poder trabajar como asistente del personal de enfermería.

 En un programa especial, la televisora sueca SVT emitió un relato sobre cómo pasaron la cuarentena los distintos miembros de la corona. Entre las distintas figuras reales, una de las que más llamó la atención fue la princesa Sofía, que participó de distintas actividades de cocina y limpieza de un hospital para trabajar con la actividad para combatir la pandemia de coronavirus.

Si bien en su trabajo no tiene contacto directo con pacientes de Covid-19, sí se encarga de la limpieza de las habitaciones, preparar bandejas de comida o atender el teléfono para alivianar las tareas sobre los enfermeros.

 

 

"Sentí que tenía que colaborar de la manera que pudiera", expresó la princesa Sofía en el programa que transmitió la televisión sueca. En esa emisión se la pudo ver en el hospital junto a sus compañeras llevando adelante todo tipo de actividades.

Sin embargo, la princesa también recibió fuertes críticas porque ni ella ni sus compañeros llevan puesto barbijo, algo que molestó mucho a los espectadores, especialmente porque todos se encuentran dentro de un centro médico. Esto se explica porque en Suecia no está recomendado el uso de la mascarilla, independientemente de la profesión.

La princesa Sofía se contagió de Covid-19 hace unas semanas junto a su marido, el príncipe Carlos Felipe, y se estima que ambos podrían haber contraído la enfermedad a causa del trabajo de la princesa en el hospital.

Fuente: La Nación