El jueves por la tarde, minutos después de las 14.30 horas, se registró un fuerte sismo en el Océano Atlántico a 464 kilómetros de Santa Cruz. Jorge Rabassa, geólogo y ex investigador del Conicet, reconoció que el fenómeno ocurrido en cercanías de las Islas Sandwich del Sur, a pocos kilómetros de las costas de la provincia santacruceña, fue el “más importante en la República Argentina para este año”

“Yo no recuerdo cuándo ha habido un sismo de 7.5 en los últimos años. Es un sismo de gran magnitud, que de producirse en el territorio argentino no insular, podría provocar daños inconmensurables”, reconoció en diálogo con Periodismo de 10 por la CNN Radio.

Asimismo, indicó que “hay de 10 a 12 mil micro sismos” en la zona de las Islas Sándwich, pero que no tienen repercusión porque “están totalmente desocupadas”. Y si bien sostuvo que el sismo no es algo fuera de lo normal, si lo sorprendió su intensidad ya que si hubiera ocurrido  en una ciudad habría  provocado una destrucción casi total.

A 464 kilómetros de Santa Cruz se registró un fuerte sismo en el Océano Atlántico el jueves por la tarde. Foto: archivo
A 464 kilómetros de Santa Cruz se registró un fuerte sismo en el Océano Atlántico el jueves por la tarde. Foto: archivo

TSUNAMI

El geólogo indicó que uno de los impactos esperables con un sismo de esta naturaleza son los tsunamis, por lo que reconoció que es necesario “pensar que todo el litoral atlántico está sometido a riesgos de esta naturaleza y sería bueno que las autoridades de toda la provincias y nacionales, tengan un programa de acción”.

Y reconoció que “un sismo de esta naturaleza tiene muchísimas posibilidades de generar un tsunami” que podría afectar a las áreas costeras, por ejemplo en las desembocaduras de los ríos, el océano, y luego toda la franja costera en una zona desde el nivel del mar hasta 25 o 30 metros sobre el nivel del mar. “Esto implica que la  totalidad de la costa atlántica argentina es un área puede ser afectada por este tipo de fenómenos".

El ex investigador del Conicet descartó un sismo en las costas comodorenses porque “no existen fallas de esa naturaleza”. Y agregó: “Sería altamente improbable que se produjera un sismo de estas características en la zona de las costas patagónicas. Si es posible que un sismo de esta naturaleza  pueda producirse en Tierra fuego y es posible en el extremo sur de Santa Cruz”.

Finalmente, indicó que “son circunstancias reales que esperemos que no sucedan nunca pero debemos estar preparados si se suceden”, concluyó.