CHUBUT (ADNSUR) - La administración del gobernador Mariano Arcioni tampoco abonó aún el medio aguinaldo. En ese marco, el Sindicato de la Salud Pública (Sisap) comenzó hoy un paro de 48 horas, que se extenderá hasta mañana.

"Nos deben el mes de julio, agosto, el medio aguinaldo y se está por vencer septiembre, con lo cual la situación se hace insostenible", explicó a Télam el secretario general de esa organización, Carlos Sepúlveda.

El gremialista añadió que "el Gobierno nos llamó a dialogar y eso lo valoramos, pero de poco sirve si no hay ningún tipo de respuesta como ocurrió hace unos días" y añadió que "de acuerdo a la información que nos dieron los propios funcionarios, Chubut depende pura y exclusivamente de una asistencia financiera del Gobierno Nacional".

Al gremio de la salud se sumó el Sindicato de Trabajadores viales de Chubut (Sitravich), que comenzó el martes una retención de servicio "hasta que depositen al menos el sueldo de julio", indicó a Télam el secretario general de ese gremio, Carlos Milani.

"No solo hay atraso salarial sino que los compañeros (de vialidad provincial) no tienen previsibilidad de cuándo van a cobrar. Los trabajadores no sabemos cómo decirle a nuestros acreedores cuándo vamos a cumplir con nuestras deudas", se lamentó Milani.

También están de paro los trabajadores de la Legislatura Unicameral del Chubut, cuyo gremio, la Asociación de Empleados Legislativos (APEL) inició por las mismas razones un paro por tiempo indeterminado que bloquea la realización de sesiones desde el mes pasado y los temas de urgente tratamiento se acumulan sin poder siquiera tener formal ingreso.

El secretario general de la APEL, Ángel Sierra, explicó que "es insólito porque no solo nos deben sino que encima pretenden que sesionemos como si nada hubiera pasado y fuera todo normal".

De todos los gremios estatales, el que más tiempo lleva con medidas de fuerza es el docente que cumplirá este viernes la décima semana de paro por tiempo indeterminado, bajo la modalidad virtual, aunque desde el Ministerio de Educación local aseguran que tiene un bajo acatamiento.

"Estamos de paro y así seguiremos hasta que haya respuestas porque no solo no nos pagan sino que encima pretenden que nos hagamos cargo del pago de los servicios de internet y de la tecnología propia que tenemos que utilizar para desarrollar las clases virtuales. Es realmente una vergüenza", dijo en diálogo con Télam el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut, Santiago Goodman.