COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En tiempos que Zoom se volvió un aliado al momento de tener reuniones, dictar clases, hacer entrevistas e incluso charlar con amigos, resulta difícil entender que haya pueblos de Chubut donde la señal de internet no permite utilizar la plataforma en algunos sectores.

Esto es lo que sucede en la zona más rural de Alto Río Senguer, un pueblo del sudoeste de Chubut conocido por los lago La Plata y Fontana, y ser el lugar donde el empresario Cristobal López tiene sus campos.

En ese pequeño poblado de 2800 habitantes el acceso a internet es una dificultad, como sucede en otros parajes rurales de Chubut. Basta con recordar que hace poco tiempo, te contamos la historia de la escuela 60 del paraje Ranquil Huao de Cushamen que tenía el único teléfono de la zona en medio de un temporal de nieve que dejó graves consecuencias. Y hace un año y medio la historia del Mensajero Rural, el servicio de LU4 que se vuelve indispensable en el campo.

Hoy nos vamos a Río Senguer, donde en tiempos de pandemia Radio Nacional se transformó en un servicio educativo con 8 horas de programación destinada a los estudiantes, como una forma de que continúen con su escolaridad. 

Es a través del Programa “Seguimos Educando” que se puso en funcionamiento en abril, según contó Evita Telma Maraboli (48), directora de Radio Nacional

“El programa comenzó a funcionar en abril. Se trata de contenidos educativos durante 8 horas de la programación AM. Empieza con sala de Jardín de Infantes y luego se continúa con Primaria y Secundaria. Básicamente son contenidos que se usan conjuntamente con las escuelas a través de la página virtual y cuadernillos”.

El programa es una estrategia que impulsó el Ministerio de Educación de la Nación a través de Radio Nacional para toda Argentina. Sin embargo, en lugares como Senguer donde la accesibilidad no es algo fácil en medio del campo se volvió una herramienta de gran ayuda para los estudiantes. 

“Tuvo muy buenas repercusiones en todo lo que es la ruralidad. Tiene mucho entretenimiento, otra forma de dirigirse a los chicos, es una buena ayuda para las familias, porque en muchos casos el papá está trabajando, la mamá ayudando y los niños como no tienen clases se van al campo con sus papás a vivir y es la única manera de tener contenidos educativos, porque no hay internet. Entonces, la radio es el nexo entre la escuela y el niño”, explicó. 

Las clases radiales comienzan a las 9 de la mañana. La primera hora está destinada a chicos de nivel inicial. En un enlatado los profesores van indicando las actividades que deben realizar, mientras que los chicos tienen el cuadernillo que envió Nación y cuentan con la ayuda de sus padres.

De 10:00 a 12:00 se realizan las clases para el primer ciclo de primaria. De 14:00 a 16:00 para el segundo ciclo de Primaria, de 16:00 a 18:00 para el primer ciclo de secundaria, y a su término para segundo ciclo. Así se completa un total de 8 horas.

Para ser evaluados los chicos deben completar el cuadernillo y cada 15 días acercarlo al establecimiento educativo. En el caso de Senguer hay una escuela para cada uno de los niveles.

Muchas veces los propios directivos se encargan de acercar los cuadernillos a los alumnos, incluso lo informan a través de la radio.
Muchas veces los propios directivos se encargan de acercar los cuadernillos a los alumnos, incluso lo informan a través de la radio.

ESTUDIAR EN LA RURALIDAD

Ofelia Vidal hace seis es la directora de la escuela primaria de Alto Río Senguer, donde asisten 180 chicos del pueblo y los alrededores, y asegura que el programa en su conjunto con la transmisión radial, la emisión por Tv y el uso de cuadernillos fue muy importante para continuar con la escolaridad. 

“Todo el conjunto fue importante porque nos manejamos muchísimo con los cuadernillos cuando iniciamos esto. Por la crisis salarial (el gobierno provincial aún debe salarios a los trabajadores estatales) tenemos muchos docentes que están de retención. Entonces a los chicos que no tenían docentes la escuela le entregó los cuadernillos y las familias que pudieron continuar y ayudar a sus hijos lo hicieron con la ayuda que pasaron por tv y Radio Nacional. La única dificultad es que los cuadernillos llegaban a destiempo. Entonces primero salían las clases y los cuadernillos llegaban después, pero fue de gran ayuda, principalmente para la zona rural, porque algunos chicos se llevaban los cuadernillos para el campo”, explicó la directivo.

El 18 de diciembre culminará la programación de clases en Radio Nacional, y con la llegada de fin de año, la principal preocupación de los docentes pasa por los estudiantes que deberán pasar a secundaria el año próximo.

Por esa razón, a estas estrategias la escuela sumó clases tutoriales con un máximo de tres estudiantes. De esta forma, los alumnos además de las clases radiales y el cuadernillo, tienen apoyo de tutores.

“En la actividad participan incluso algunos docentes que están de retención”, explicó Vidal. “Queríamos que este paso del primario al secundario sea acompañado en lo posible, entonces estamos diseñando este proyecto para ir acompañando a los chicos en cada una de sus trayectorias”, agregó.

El ministro Trota hace poco tiempo dialogó con los directivos de Alto Río Senguer, un poblado donde la ruralidad aún se hace sentir en materia digital.
El ministro Trota hace poco tiempo dialogó con los directivos de Alto Río Senguer, un poblado donde la ruralidad aún se hace sentir en materia digital.

AL RITMO DE LA RADIO

Para no interrumpir el servicio informativo que ofrece la radio y continuar dictado las clases radiales, en Nacional se decidió que la AM se utilice para el dictado de clases. Mientras que la FM está destinada a la programación diaria. 

Es que como dice Telma, “la radio es una gran compañía y la única forma de comunicarse con su familia que tienen muchas personas”. 

“Por ejemplo, mucha gente si tiene un poquito de señal en algún cerro, se le informa a través del Comunitario por radio que a tal hora la persona tiene que estar en la señal porque va a llamar la hija. El problema es que acá internet anda más o menos, no es que tenga mucha velocidad. Hay un servicio que es más caro y otro más o menos, pero no te da el servicio para hacer una clase de Zoom, no te dan los megas. El que puede paga otro servicio, pero son los menos porque acá hay clase media baja. Y en la zona rural ni hablar, porque las distancias son tan grandes que no llega el 4G; porque tenemos en el pueblo pero salís 5 kilómetros y ya no tenés, los datos tampoco te sirven. Acá hay gente que todavía escucha la radio con pilas, esa es una realidad”, admitió.

Como dice Telma la radio es todo en un poblado donde la ruralidad aún perdura en pleno Siglo XXI, siendo el nexo también con otras localidades cercanas, como Paso de Indios, Aldea Apeleg, Ricardo Rojas o Aldea Beleiro, sitios donde las condiciones de conectividad no son muy diferentes, algo difícil de entender a tan pocos kilómetros de distancia.

Sin Zoom ni 4G: la maestra rural de Chubut que dictó clase por la radio durante la pandemia