CAPITAL FEDERAL - Este viernes el ministro de Economía Martín Guzmán explicó que "buscamos estabilizar la brecha y luego bajarla", en referencia a la diferencia de más de 130% entre el dólar mayorista y el dólar contado con liqui, que permite sacar divisas del país con operaciones bursátiles.

Aunque el contado con liqui y el dólar blue son dólares financieros, que no mueven la economía, su suba se retroalimenta y tiene a todo el país atento a la cotización.

Este viernes el dólar blue arrancó en $ 190 igual que el cierre del día anterior, cuando había pegado un salto de siete pesos y marcado un nuevo récord. Pero pasado el mediodía subió primero a $ 193 y luego a $ 195, con pocas operaciones.

El contado con liqui (CCL) baja desde el comienzo de la jornada. Después del nuevo pico de 181 alcanzado el jueves. Cae 4,8%, a $ 172,3, informa Clarín.

El dólar MEP, que permite comprar dólares en el país también mediante operaciones bursátiles, baja 2,8%, a $ 158,5.

En tanto, el dólar mayorista -que operan bancos y empresas- arrancó la jornada en baja para luego subir $ 78,10, "en una rueda en la que el Banco Central vuelve a ser el principal abastecedor de divisas", indicó Gustavo Quintana, de PR Operadores de Cambio.

El jueves, para intentar acotar la brecha, el Banco Central le soltó un poco más la rienda al tipo de cambio oficial. El mayorista subió a $ 78,08, un salto de 33 centavos de un día a otro. Esto también se reflejó en el minorista que promedió $ 83,77, un incremento de 46 centavos, lo que llevó al dólar ahorro a $ 138,15. Este viernes el minorista promedia $ 83,84.​

Por su parte el riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide la sobre tasa que paga Argentina por endeudarse, baja 1,2%, a 1.425 puntos básicos.

El clima se enrareció el jueves, con la disparada del blue, más un duro comunicado de un grupo de los bonistas que entraron al canje que denunció que Argentina se encamina a "incumplir los pagos de la deuda reestructurada".

Las declaraciones del FMI, que asegura que Argentina está trabajando en un plan, no calmaron los mercados. Este viernes Guzmán también anunció que enviará al Congreso un plan fiscal trianual, donde se pautará la baja del déficit, aunque no llegará al equilibrio durante el mandato de Alberto Fernández.

Fuente: Clarín