Este miércoles el dólar blue subió a $ 199, aumentando 1,5 pesos en 24 horas. El dólar mayorista cerró en $99.91, con lo cual la brecha cambiaria entre ambos llegó al 99%.

La cotización del dólar informal avanzó $ 33 en el año, un alza del 20%, apenas por encima del 17,7% de incremento del tipo de cambio oficial, pero muy lejos del 41% que acumula la inflación entre enero y octubre.

Aunque los $ 199 marcan un récord en términos nominales, cuando se tiene en cuenta el impacto de la inflación sigue estando lejos de los $ 195 que el informal tocó hace poco más de un año. Para tener la misma relevancia que aquella cotización, hoy el dólar blue debería llegar a $ 270.

La disparada cambiaria de octubre pasado se desinfló en pocas semanas de la mano del refuerzo del cepo cambiario sobre los dólares financieros. En los últimos 12 meses el Banco Central fue aplicando sucesivas restricciones en el mercado del dólar MEP -que se opera en la bolsa porteña- y del contado con liqui o CCL -que sirve para llevar divisas al exterior- para evitar que los precios se escapen y contagien al blue.

El actual repunte del blue -subió 11 pesos en las últimas diez ruedas- le mete presión al mercado cambiario. Mientras en la fracción libre de los dólares financieros la cotización escaló hasta $ 216, en el segmento del dólar oficial el Banco Central tuvo que salir a vender US$ 85 millones este miércoles.

Así, la autoridad monetaria se desprendió de US$ 150 millones en los primeros tres días de noviembre para controlar al dólar oficial. Este monto se suma a los US$ 340 millones que vendió en los dos últimos días hábiles de octubre. Esta secuencia puso fin a la buena performance del mes pasado, cuando el Central había llegado a acumular compras por US$ 550 millones.

El stress cambiario que vive el mercado a pocos días de las elecciones del 14 de noviembre hizo que a los US$ 490 millones en las últimas cinco ruedas haya que agregarle las divisas que el Central destinó a intervenir en el segmento "oficial" de los dólares financieros, con ventas en promedio de US$ 20 millones diarios para evitar que se dispare el contado con liqui y el MEP por encima de los $ 180.​

A lo largo del año​ el Gobierno fue pisando el precio del dólar oficial para intentar convertirlo en un ancla que pusiera freno al avance de la inflación. Pese a que no logró este objetivo esto llevó a que la divisa suba a un ritmo de 1% mensual, mientrasel índice de precios aumenta en torno al 3%.

Con información de Clarín

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!