SALTA (ADNSUR) - Un tren de cargas recorrió tres provincias sin conductor y generó terror entre los habitantes de diversos pueblos. La formación, con 45 vagones, comenzó a avanzar aparentemente sola en Metán, Salta y recién logró ser detenida a casi 300 kilómetros, en Monte Quemado, Santiago del Estero.

Se montó un operativo para detenerlo que tuvo algunos intentos fallidos hasta que se pudo controlar la situación. 

Alrededor de las 2:40 de la madrugada de este domingo, la formación perteneciente a la empresa Trenes Argentinos Cargas (Línea Belgrano), con sus vagones llenos de maíz, comenzó a moverse cuando estaba en la playa de cargas del desvío de la empresa Bunge (Piquete Cabado) en el Km.1108 Ramal C 18.

Las autoridades de las diferentes localidades por las que circula el tren fueron alertadas y actuaron para evitar accidentes, ya que el tren circulaba muy rápido, alcanzando los 100 kilómetros por hora. Según detallaron los medios locales, la vía por la que avanzó la formación está recién renovada y en pendiente, lo que generó que cobrara velocidad.

Tras ser alertados de la situación, los operarios de la empresa estatal ferroviaria entraron en emergencia en todo el ramal, y trabajaron en conjunto con las Fuerzas de Seguridad y otras autoridades de estado para parar el tren.

Antes de lograr frenar la formación, hubo un intento fallido en la localidad de Urutau. Los encargados del operativo identificaron sus errores y volvieron a intentarlo a menos de 8 km de Monte Quemado. Fue allí donde el personal del ferrocarril tomó la determinación de abrir las vías para descarrilar voluntariamente el tren. Sin embargo, la medida no llegó a concretarse, porque el desnivel en elevación del terreno hizo disminuir la velocidad del tren, lo que le permitió a un operario subirse a la formación y accionar los frenos.

Fuente: TN