COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un grupo de padres de la Escuela Provincial N° 1 realizaron este lunes por la mañana un abrazo simbólico al establecimiento educativo. Reclaman que hace dos semanas los alumnos del turno mañana están sin clases por un “conflicto interno” de los porteros. Desde el sindicato que nuclea a los trabajadores estatales aclararon que no asisten porque no están dadas las condiciones de seguridad para hacerlo.

Sergio Bellido, delegado del Sindicato de Obreros y Empleados de la Administración Pública (SOYEAP), relató a ADNSUR que los porteros del turno mañana no están asistiendo al establecimiento educativo dado que no están las condiciones sanitarias y de seguridad para hacerlo.

En este marco, explicó que hay un protocolo de escuela segura que prevé 12 puntos que se deben garantizar para el regreso a las aulas en plena pandemia por coronavirus. “Cuando nos apersonamos a hacer la revisión para ver si estaban o no dadas las condiciones, nos encontramos que no se había hecho la desinfección del tanque ( de agua ) hace más de un año, que todavía no tienen la certificación de la prueba de agua y los matafuegos vencidos”, señaló.

Y además “ nos encontramos al personal de limpieza sirviendo alimentos a los chicos. No alimentos cerrados sino “bollitos de pan” y eso está prohibido por ley.

En este marco, cuestionó que desde la escuela acusen directamente al personal “como que  no quieren tener clases presenciales, cuando fue una de las escuelas que primero se abrió y no hubo inconvenientes”.

Los padres se convocaron esta mañana para pedir el retorno a clases en el turno mañana. Foto: ADNSUR
Los padres se convocaron esta mañana para pedir el retorno a clases en el turno mañana. Foto: ADNSUR

El delegado contó  además. que se le explicó al director y se hizo un acta sobre las cuestiones que no estaban garantizadas. “Pero el director es mala leche y a lo único que se dedicó en estos últimos días, en vez de pedir una solución de la problemática que tiene su escuela, fue divulgar en las redes sociales que el personal está de paro y no quiere trabajar. Y no es así, ese personal no está de medida de fuerza”.

“No están yendo a trabajar porque justamente la ley de escuelas seguras avala que el personal si encuentra alguna situación que pone en riesgo su vida o salud, debe dejar de asistir hasta que estén dadas las condiciones”, aclaró.

Y sobre el personal que sigue asistiendo a la escuela, Bellido explicó que “es decisión de ellos el no cuidarse y que hay porteros que no entienden que se pone en riesgo su salud”. Finalmente, señaló que la única solución para que los porteros vuelvan a trabajar es darle solución a los puntos pendientes.  “ El personal vuelve, acá no hay que rogarles nada, sino hacer las cosas que se tienen que hacer”.