No es un secreto. Todos, alguna vez, necesitamos eliminar algún mensaje que mandamos al destinatario equivocado o a un grupo incorrecto. Varias veces la opción de borrarlo nos salvó de que del otro lado lean declaraciones de amor inoportunas o de chistes de mal gusto para algún conocido.

Hasta ahora, el usuario tiene hasta una hora después de enviar el mensaje para poder eliminarlo. Sin embargo, esta función tiene un plazo máximo para ejecutarse de un día. Es decir, si un usuario trata de eliminar un mensaje para todos los integrantes de un grupo, hay 24 horas para que todos los teléfonos se conecten y, en ese lapso de tiempo, los servidores ejecuten la acción de borrar el texto.

Después de ese plazo, aunque al usuario le aparezca borrado, el integrante del grupo que no se llegó a conectar en ese tiempo podrá leer el mensaje.

Ahora, con el cambio descubierto por WABetaInfo, el sitio especializado en el servicio de mensajería, WhatsApp decidió achicar ese tiempo y limitarlo a 13 horas, 8 minutos y 16 segundos.

Si bien todavía sigue siendo una cantidad importante de tiempo, varios usuarios criticaron la reducción de horas y temen que sus mensajes eliminados sean vistos por otros contactos.