CAPITAL FEDERAL - Este jueves se debatieron varios proyectos en el Senado de la Nación y llamativamente, uno de los senadores votó dos de ellos mientras circulaba en un automóvil. Se trata del peronista jujeño Guillermo Snopek, a quien la transmisión de la sesión mostró sentado en la butaca del acompañante de un rodado al momento emitir su voto a los proyectos de cuidados paliativos y de telemedicina, que se votaron de manera conjunta.

Su "espacio de trabajo" quedó en evidencia cuando el secretario Parlamentario, Marcelo Fuentes, repasaba los votos de los senadores y llegó a declarar ausente al jujeño, pero en ese momento una colaboradora se acercó para advertirle que Snopek estaba conectado.

"Cuál es el sentido de su voto, senador Snopek", volvió sobre sus pasos Fuentes. "Afirmativo", respondió entonces el legislador, a quien se lo puede ver en la transmisión de la sesión que se encuentra sentado en un automóvil.

"Mientras estén en territorio nacional los senadores pueden votar en el lugar donde se encuentren", explicaron voceros de la vicepresidencia a La Nación.

Aclararon además que el control de presencia de los senadores que realiza el Registro Nacional de la Personas (Renaper), tal cual lo establece el protocolo de sesiones virtuales aprobado en mayo último, "sirve para iniciar la sesión, no es que se corrobora la identidad ante cada votación".

Esas fuentes también informaron que Snopek se encontraba en ese momento viajando a Buenos Aires, desde donde partirá hacia Bolivia para participar como representante del Senado como veedor de las elecciones presidenciales.

Sesión sobre ruedas: un senador argentino votó dos proyectos de ley desde su auto

No es la primera vez que un senador participa de una videoconferencia en tránsito. El oficialista Dalmacio Mera (Catamarca) ya lo había hecho en una reunión de comisión, en la que se lo pudo ver al volante de un automóvil mientras escuchaba el debate.

Sin embargo, esta sí es la primera vez que un senador participa y vota en una sesión a bordo de un automóvil desde que se habilitaron las sesiones por videoconferencia.

Fuente: La Nación