El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Segio Berni, viajará los fines de semana a la localidad de 28 de Noviembre, al sudoeste de la provincia de Santa Cruz, para colaborar con los médicos que atienden en el Hospital Distrital San Lucas.

"Tengo un compromiso con el hospital que me vio crecer", explicó Sergio Ber en una entrevista al canal C5N. El Hospital San Lucas del pueblo de 28 de Noviembre tenía 5 internados hasta el 30 de mayo pero pocos médicos. "Voy a ir a trabajar a mi hospital que está requiriendo personal y no puedo hacerme el distraído", indicó.

Berni comenzó a trabajar en el hospital de 28 de Noviembre en 1989 y llegó a ser director del nosocomio en 1991. En 2003 fue convocado por Néstor Kirchner para trabajar con Alicia Kirchner en la cartera de Desarrollo Social de la Nación y luego como secretario y viceministro de Seguridad. Fue senador bonaerense por la provincia de Buenos Aires y actualmente ocupa el cargo de ministro de Seguridad de esa provincia desde el inicio de la gestión de Axel Kicillof.

La novedad acerca de que los fines de semana recorrerá más de 2.500 kilómetros para ayudar a los médicos que combaten el COVID-19 en Santa Cruz surgió de casualidad cuando una periodista le preguntó a Berni si estaba vacunado.

"Me vacuné porque soy personal de salud, sigo siendo médico de planta del hospital más austral de la argentina continental de un pueblito que se llama 28 de Noviembre", explicó.

"Ese pueblito está atravesando un situación muy complicada por la pandemia y, a partir de esta semana, que ha pasado los 15 días del efecto de la vacuna, voy a ir a trabajar a mi hospital, que está requiriendo personal y no puedo hacerme el distraído. Tengo un compromiso con el hospital que me vio crecer y formarme en la Patagonia y cuando me necesitan hay que estar", expresó el funcionario.

No es la primera vez que Sergio Berni recuerda al Hospital San Lucas durante la pandemia. En octubre de 2020 se enteró que había una campaña para obtener un respirador e intercedió ante el Ministerio de Salud para conseguir un aparato para 28 de Noviembre.

La doctora Carmen Mariscal, directora asociada del nosocomio, destacó a La Opinión Austral que Berni "siempre hace algún aporte y está colaborando" con 28 de Noviembre y aseguró que en el pueblo es muy querido. "El estuvo acá cuando había 6 mil habitantes, fue mi médico cuando era niña", agregó.

"Es una persona muy preparada, siempre siguió estudiando y a nosotros nos viene a reivindicar como hospital", resaltó.

El Hospital San Lucas tiene 9 médicos: un pediatra, un infectólogo y epidemiólogo, un oftalmólogo y seis médicos generalistas. Entre este último grupo se turnan para atender a los pacientes COVID en turnos semanales, mientras que el resto cubre la "zona verde", la guardia general y los consultorios externos por lo que no dan abasto con la demanda.

La sala de internación para los pacientes con COVID-19 tiene 10 camas y hasta el viernes había 5 pacientes pero el domingo quedaron 2. Además hay otras 3 personas que fueron derivadas a una sala intermedia en el Hospital de Río Turbio, a pocos kilómetros de allí.

Fuente: La Opinión Austral