CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, dialogó en el programa Podemos Hablar el sábado en la noche sobre la muerte de Diego Maradona, quien fue paciente suyo hace 20 años, y sentenció que “sus últimos años fueron un tormento”.

El funcionario, que además de abogado también es médico, reveló: "Lo conocí a Diego, tuve el privilegio y el honor de estar en el grupo de médicos que en el 2001 diagnosticamos los primeros síntomas precoces de una miocardiopatía dilatada y a partir de ahí habíamos trabado una relación más que nada médico-paciente".

"Teníamos un centro de diagnóstico por imágenes. Me acuerdo que Diego tenía que viajar a Arabia Saudita para hacer una publicidad y, a pedido del doctor Cahe, tuvimos que hacer una revisación. Ahí fue que le descubrimos los primeros síntomas indirectos de lo que fue su posterior enfermedad cardíaca", agregó Berni, quien en ese entonces trabajaba junto a Alfredo Cahe, histórico médico del Diez.

Sin embargo, a pesar de la estrecha relación que tuvieron, el ministro aseguró que “no fue un shock la noticia, ni le impactó porque se la veía venir”. "Soy de aquellos que creen que Diego estaba preparando eso, lo estaba buscando. Aquellos que tenemos relación con el paciente, vemos eso de la vida y la muerte, cuando el paciente se entrega”, expresó.

Y, por último, cerró: “Los últimos años de Maradona fueron un tormento. Ser Maradona le pesó más que cualquiera de las enfermedades y adicciones. Estaba en un ambiente nocivo para él. Encontró la paz en ese camino".