El presidente del Instituto Provincial del Agua (IPA), Nicolás Cittadini, confirmó durante una entrevista con el canal digital de ADNSUR que el 24 de agosto próximo ha sido convocado el Comité de cuenca, al tiempo que detalló que el proyecto de ley de emergencia hídrica comenzará a ser tratado por la Legislatura para disponer medidas concretas de prevención. “Es emergencia preventiva, pero no estamos en un desastre como en el norte del país”, afirmó, “porque en los últimos 20 años vienen reduciéndose los cursos de agua y de nieve, pero estamos a tiempo de prevenir los efectos más negativos”.

Entre las medidas que incluye el proyecto de ley, se apunta a “promover el uso eficiente del recurso, desde el consumo humano hasta las metodologías productivas, para el campo y también para el uso industrial”.

“Vamos a hacer algo que nunca se hizo en la provincia, que es implementar sistemas de compuertas en los canales de riego, para medición de aforos con la tecnología existente hoy. Son medidas rápidas, que se pueden iniciar en los próximos 4 meses”, detalló.

Sobre el costo de esas estructuras, indicó que estarán a cargo de financiamiento del Estado provincial. “Se van a instalar sistemas de medición en todos los puntos importantes de captación de agua”, añadió, para destacar los alcances de la norma.

Cittadini expresó que el consumo humano de agua está garantizado, más allá de las restricciones que afronta Comodoro Rivadavia en las épocas de verano, para lo cual “se está haciendo la de repotenciación del acueducto”.

Obras paliativas: se prevé instalar bombas adicionales para la toma del acueducto viejo

El funcionario anticipó que la SCPL pidió la instalación de bombas electro sumergibles para el próximo verano, a fin de cubrir la diferencia que podría haber entre el nivel del lago y la toma de agua del acueducto. “Las bombas se van a instalar en caso de que sea necesario, hoy no está ese problema porque la boca está a 17 centímetros del lago, si bien lo ideal sería que esté a 50 ó 70 centímetros por debajo de la superficie. Creo que hay que ir por la obra del corrimiento o profundización de esa bomba, que está prevista desde hace 7 años”.

“No hay que sembrar pánico, el lago Musters es gigante, tiene 450 km 2”, planteó. En ese marco, anticipó que el 24 de agosto será convocado el comité de cuenca, en una reunión que propuso que se dé de forma física, para poder analizar los alcances del problema y las medidas que se propondrán en la ley de emergencia. “No estamos en una situación de caos, sino que se buscan medidas para prevenir un problema en los próximos 20 años”, concluyó.