En un contexto donde el mundo debate con cada vez más vehemencia la posibilidad de acortar la semana laboral, un importante estudio demostró que trabajar solo 4 veces a la semana podría reducir de manera importante las emisiones de Co2.

El informe fue elaborado por científicos de Platform para la asociación 4DayWeek, y afirma que la transición de una semana laboral de cinco días a una de cuatro -sin reducción salarial- "podría reducir la huella de carbono del Reino Unido en 127 millones de toneladas al año de aquí a 2025".

Este número, cabe destacar, se traduce en un 21 por ciento promedio, un equivalente al total de toda la huella de carbono de Suiza.

"¡Creo que esto es algo que todos podemos apoyar!", Tuiteó la ONG Greenpeace UK al respecto. Caroline Lucas, diputada del partido verde británico, aseguró también que es "una idea a la que le ha llegado su hora".

En base al trabajo, una semana más corta como la que ya están aplicando algunas empresas en un contexto de pandemia ayudaría a reducir el consumo de energía por el menor uso que se le daría a los equipos de oficina, sumado a la reducción de los desplazamientos en auto y transporte público de pasajeros.

"Al liberar un día a la semana para actividades no laborales, también se dispone de más espacio mental", subraya la investigación en relación al punto donde se sugiere que "un horario más rápido llevar a cabo un estilo de vida más saludable, con menos consumo de rápida y menos necesidad de atención médica".