Si bien hasta el momento se creía que la caída de un letal meteorito había sido la causa de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, un nuevo estudio sugiere que los reptiles prehistóricos ya habían comenzado a extinguirse mucho antes de ese momento, a causa del enfriamiento climático.

El hallazgo de un cráter gigante en México en los años 80 había generado consenso en la comunidad científica respecto al motivo de extinción de su desaparición, pero ahora los paleontólogos debaten si este no fue tan solo el "golpe de gracia" para el grupo de saurópsidos.

"Es un debate feroz", explicó a AFP el biólogo Fabien Condamine, autor del estudio publicado en Nature Communications.

En base al estudio,  "el registro fósil está incompleto, en mal estado de conservación, algunas zonas geográficas como los trópicos están mal representadas, unos periodos de tiempo están mejor registrados que otros...", por lo que los datos existentes no son suficientemente sólidos como para validar una hipótesis u otra.

En ese sentido, y para contrarestar este problema, el grupo de científicos que encabeza utilizó un nuevo método de modelización estadística a través del cual se calculan las probabilidades de las causas de la extinción a partir de la observación de distintos elementos .

"Constatamos un pico de diversidad antes de los 76 millones de años, con un nivel elevado de creación de nuevas especies. Y luego, un lento declive", detalla Condamine.

"A medida que la tasa de desaparición de las especies aumenta, en paralelo, las temperaturas caen", analizó el experto mostrando una correlación perfecta con las curvas climáticas.

Y agregó: "En aquella época, hacía mucho más calor, había palmeras y manglares a nivel del estrecho de Bering"

Como los dinosaurios no eran capaces de producir su propio calor corporal, dependían mayoritariamente de su entorno para alimentarse, moverse y reproducirse, y su metabolismo seguramente no pudo adaptarse al cambio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!