Un estudio reciente realizado en los Estados Unidos reveló que las mujeres embarazadas vacunadas contra el COVID-19 transmiten anticuerpos a sus bebés.

La investigación, realizada por miembros de la Universidad de Nueva York, fue realizada a través de un análisis de muestras de sangre de niños cuyas madres habían sido inoculados con los compuestos de Pfizer y Moderna.

El mismo fue publicado en American Journal of Obstetrics and Gynecology, y asegura que las vacunas tienen el “poder de proteger dos vidas a la vez al prevenir enfermedades graves tanto en las madres como en los bebés”.

“Las madres de recién nacidos con títulos de sangre de cordón recibieron su segunda dosis de vacuna más de 20 semanas antes del parto. Tres mujeres tuvieron un intervalo desde la vacunación hasta el parto de más de 20 semanas”, precisa el estudio.

En el mismo, cabe destacar, se remarca que aquellas madres que habían sido vacunadas durante la segunda mitad de su embarazo tenían los niveles más altos de anticuerpos en la sangre de su cordón umbilical.

“Estos hallazgos demuestran la transferencia de anticuerpos transplacentarios después de la vacunación de ARNm COVID-19 durante el embarazo con el 100% de las muestras de sangre de cordón que tienen altos niveles de anticuerpos anti-S”, destacaron los investigadores.

"Si los bebés pudieran nacer con anticuerpos, podría protegerlos en los primeros meses de sus vidas, cuando son más vulnerables”, afirmó además la doctora Ashley Roman, obstetra de la Universidad de Nueva York y una de las autoras principales del estudio.

“Nuestros hallazgos se suman a una lista cada vez mayor de razones importantes por las que se debe recomendar a las mujeres que reciban la vacuna COVID durante el embarazo para el beneficio adicional de que su recién nacido reciba una protección crucial”, completó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!