IRLANDA DEL NORTE (ADNSUR) - Un sorprendente estudio global determinó en los últimos días que el sexo mañanero produce energía para todo el día en la gente que lo practica.

La investigación fue realizado por la Queen's University Belfast, de Irlanda del Norte, en base a análisis realizados con parejas que tienen relaciones entre las 7:30 y las 8:30 de la mañana.

Según la universidad, este tipo de encuentros activa la circulación de la sangre, bajando el riesgo de infarto laboral, y aumenta los niveles de testosterona en los hombres, fortaleciendo los huesos y previniendo la osteoporosis.

"Con el sexo por la mañana es más probable liberar oxitocina, un compuesto químico que no solo sirve al momento de la lactancia y el parto; en la vida social se le llama hormona del bienestar, ya que favorece la buena autopercepción y fortalece los vínculos afectivos", explicó al respecto Debby Herbenick, educadora sexual y científica.

Al respecto, destacó que "tener relaciones sexuales por la mañana contribuye además a la liberación de compuestos químicos que aumentan los niveles de estrógenos: la textura de la piel y el brillo del cabello lucirán mejor que nunca".

La investigación, cabe destacar, fue realizada en base a 1.000 parejas voluntarias, de las cuales un 30% destacó que su hora favorita para mantener relaciones sexuales era "poco después de despertar".