El Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Pesca que conduce Gabriel Aguilar, realizó días atrás un operativo de fiscalización en la zona de Lago Rosario, donde se secuestraron cañas, equipos y truchas.

El director de Pesca Continental del Chubut, José Luis Pérez, explicó que los inspectores de recursos naturales llevan adelante un intenso trabajo de control y fiscalización en diferentes cursos de agua.

A su vez, precisó el funcionario que “estamos implementando procedimientos en distintos puntos de la provincia” con el objetivo principal de resguardar los ecosistemas acuáticos y evitar la práctica furtiva.  

“El inconveniente más grande de la pesca furtiva en estos momentos radica en que es el período donde los peces inician el proceso de desove. De esa manera el daño ocasionado es grande e irreparable”, manifestó.

Informó que en ese contexto días atrás se efectuó un operativo en la zona de Lago Rosario, en cercanía de Trevelin. El personal decomisó truchas, equipos y cañas, además de labrar las infracciones correspondientes. 

Pérez realzó que pese a las condiciones climáticas desfavorables propias de la época invernal “el equipo de guardapescas de la provincia mantiene su presencia en territorio” garantizando el cumplimiento del reglamento patagónico.

Asimismo, detalló que en el transcurso de las últimas semanas se incrementaron los controles en las localidades de Sarmiento, Río Pico, Esquel, Trevelin, Corcovado, Carrenleufú y el Dique Florentino Ameghino, entre otros sitios.

El director de Pesca Continental subrayó que los controles son de suma importancia sobre todo considerando el comienzo del desove en algunas especies. “La trucha arcoíris es la primera en iniciar su ciclo”, agregó.

“La gente debe tomar conciencia que el recurso ictícola no es ilimitado”, planteó y ponderó el esfuerzo del Gobierno Provincial no sólo para fiscalizar sino también en las campañas de obtención de ovas que luego sirven para repoblar ambientes.