CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Una flamante pareja recién casada se dirigió a la playa “Las Roquitas”, en las afueras de la ciudad de Caleta Olivia con un automóvil Chevrolet Prisma -que presta servicio de taxi- con el fin de sacarse las típicas fotos post-ceremonia, pero el vehículo terminó cayéndose por un barranco. Al parecer, el automóvil habría quedado estacionado muy cerca del precipicio. Mientras la pareja se retrataba con el mar de fondo, un niño se subió al rodado y lo puso en marcha, pero en reversa, cayéndose así por el barranco.

El hecho no terminó allí, sino que cuando la grúa y el remolque realizaron las maniobras para levantar el automóvil, el gancho de la grúa arrancó toda la trompa del automóvil, consignó el portal de noticias Voces y Apuntes.

Según infroma La Opinión Austra, luego de momentos de desesperación, gracias a un sistema de sogas, el vehículo -último modelo- pudo ser retirado antes de que la marea llegara a cubrir ese sector de la playa.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!