SAN JUAN (ADNSUR) - Un sismo de 6.4 grados en la escala de Richter se registró durante la noche de este lunes en la provincia de San Juan y también se sintió con diferente intensidad en Córdoba y Mendoza.

Según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), el fenómeno alcanzó su máxima intensidad a las 23:46:22 y tuvo una profundidad de 8 kilómetros, mientras que su epicentro fue a 57 kilómetros al sudoeste de la capital local.

El temblor generó gran preocupación entre los ciudadanos sanjuaninos, que se vieron sorprendidos por la situación. Según informaron algunos usuarios en las redes sociales, en varios puntos de la provincia hubo cortes en la energía eléctrica.

Luego del sismo principal, hubo una serie de réplicas, aunque de menor magnitud, de 4.4, 4.9 y 4.1 grados en la escala de Richter, sucesivamente, que durante la madrugada del martes afectó mayormente a la ciudad de San Juan y las localidades de Caucete, Mirayes, Barreal y el Valle de Media Agua, según detalló el INPRES.

 

 

“En este momento quiero transmitir calma a las familias, tras el sismo que hemos vivido en San Juan. Pongamos en práctica todas las medidas que hemos aprendido para prevenir incidentes, mientras estamos abocados a conocer el impacto del mismo para colaborar en todo lo necesario”, manifestó el gobernador local, Sergio Uñac.

 

 

Incluso, se registró un eco fuerte en Santiago de Chile, principalmente entre las regiones de Atacama y Maule, aunque el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) de ese país informó que las características del movimiento ”no reúnen las condiciones para decretar una alerta de tsunami en las costas”.

En diálogo con TN, Miguel Castro, del centro Sismológico de Mendoza “realmente ha sido un terremoto” y señaló que fue similar al que sucedió en 1977 en la ciudad sanjuanina de Caucete, aunque aclaró que en esta ocasión se produjo “en una zona donde hay una serie de fallas activas que pertenecen al Valle de Pie de Palo, que es muy activa”.

“También está muy cerca una falla que tiene salida a la superficie y se ubica en el río San Juan. Es decir, la provincia tiene esas fallas muy activas en esta región. Es, prácticamente, en el pueblo de Pocitos, que está habitada”, advirtió.

 

 

Además, el experto explicó que “siendo tan grande la magnitud y tan pequeña la profundidad, es que se ha percibido con tanta intensidad”, sumado a que “las ondas sísmicas viajan a muchos kilómetros”.

Por otra parte, Castro precisó que “es probable que las construcciones de la zona hayan sufrido varios deterioros”, aunque aclaró que en este momento “no están dadas las condiciones para hacer un recuento de las edificaciones dañadas. También resaltó que “hay que tener mucho cuidado con las réplicas”.

Por su parte, durante una entrevista en el mismo canal el periodista Nicolás Tillard, contó: “Estoy de vacaciones en Córdoba y estoy en un noveno piso, sobre la cañada. Nunca viví una situación parecida. Es tremendo, duró casi un minuto. Yo estaba en la cama y vi cómo se movía la araña y el televisor. Nos pusimos abajo de las aberturas, que es lo que hay que hacer”.

FUENTE: Infobae